Me he jubilado ¿y ahora qué hago?

Me he jubilado ¿y ahora qué hago?

Son las 7:00h, es lunes por la mañana y hace un minuto que a Paco se le han abierto los ojos en la cama y ha ido a coger el móvil cuando se ha dado cuenta de que ya no tiene que ir a la oficina. Hace dos semanas que llegó el día, y aunque sabe que no tiene que volver más su cerebro parece haberse convertido en una alarma que le despierta todos los días insistiendo en que se levante. Además una vez despierto ya no se puede volver a dormir y él nunca ha sido de dar vueltas en la cama así que cada día a esa hora se sigue levantando pero… ¿ahora qué?

¿Cómo sacar el máximo partido a la jubilación?

  1. Con más calma sí, pero no te aísles
     Deja atrás el estrés que has estado soportando durante toda la vida laboral, está claro que dado que sigue vivx seguirás teniendo cierto nivel de ansiedad pero ahora puedes elegir ir con más calma las primeras horas del día así que ¿por qué no?
    Pero no confundas eso con desconectar del mundo, con encerrarte y no relacionarte. Sal de casa cada día, la vida sigue pasando y tú sigues en ella. Presta atención a tus relaciones sociales, cuanto más tiempo tenemos peor a veces lo organizamos, no descuides tus relaciones de amistad y/o familiares.
  2. Manténte activx. La mente: haz cosas que te mantengan en forma mentalmente, relacionarte con gente, salir, hacer cosas en casa, leer la prensa, aprende algo nuevo, enseña a los demás, lee cosas que te interesen, etc.El cuerpo: haz ejercicio, has estado yendo y viniendo de trabajar cada día durante muchos años, te has movido y tu cuerpo va a notar y mucho que ahora pares de repente. Oblígate a dar paseos diarios o haz cualquier tipo de ejercicio que te interese pero no dejes de estar activx físicamente.

  3. No te quites responsabilidades. Ese «Me he jubilado ¿y ahora qué hago?» no debe llevarte a responderte «ahora nada». Ahora tienes más tiempo libre y es fácil caer en la tentación de dedicarlo sólo al ocio y al descanso pero tener responsabilidades nos hace sentirnos útiles, así somos los seres humanos y tú no eres diferente.

    Búscate obligaciones, pregunta a lxs demás en qué puedes ayudar y dedica un tiempo cada día a hacer aquello que aunque no es lo que más te guste sí resulta útil y provechoso para ti y/o para alguien a quien quieres. Eso sí, tampoco te exijas una «jornada laboral».No tener una responsabilidad que nos haga sentir útiles puede acabar afectando negativamente a la autoestima.
  4. Viaja
    Dentro de tus posibilidades visita nuevos destinos, aunque a veces aparezca la pereza y el cansancio de tantos años acumulando no permitas que eso te deje atadx, es tú momento para ti, ahora es el momento de disfrutar del tiempo libre.
  5. Quiérete Muchas veces con la jubilación llega la sensación de que para la sociedad ya no somos útiles, es una sensación falsa porque realmente todxs tenemos algo que aportar socialmente y además eso no está relacionado con trabajar o no sino con qué cosas hacemos cada día por las personas que nos rodean. Cuando te dirijas a ti mismx hazlo siendo honestx, sé sincerx contigo y no te quites méritos. Cada día es una nueva oportunidad para enseñar algo a alguien, para compartir algo con alguien y para hacer disfrutar a los demás de nosotros y nuestras aportaciones.

    Me he jubilado ¿y ahora qué hago? Ahora…

Aprovecha cada día como hacías antes, no te cuestiones. Reinvéntate.

Publicado por

Psicóloga de Valencia

¿Buscas un psicólogo en Valencia? Somos dos psicólogas, Begoña Albalat y Begoña Peraita, trabajamos en Valencia, concretamente en nuestra clínica en Blasco Ibañez 26. Llámanos para cualquier duda que tengas o para obtener cualquier información adicional que no encuentres en la página web. Te atenderá Laura en el 647068692

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.