Abuelos y nietos

Hoy vamos a hablar de la importancia de la relación entre abuelos y nietos.

Una relación que por el ritmo de vida de ahora y padres y madres sin tiempo libre, se ha convertido casi en una relación de atención y cuidado pero que en su pura esencia tiene mucho que enseñar a lxs más pequeñxs.

En nuestros psicodiccionario tenemos definida la palabra abuelxs:

ABUELXS

Los abuelxs son los padres/madres de nuestrxs padres/madres.

Ser abuelx, no se elige. Te viene dado.

Pero, puedes escoger qué tipo de abuelx quieres ser. 

Que sea distinto a lo que se espera de ti, no significa que estés equivocadx o que no quieras a tus nietxs.

Tú decides.

Y es que ser abuelx es ser muchas cosas.

Abuelos y nietos ¿Qué cosas positivas aportan lxs abuelxs a sus nietxs?

  • Relacionarse con personas mayores les enseña sobre la vida y el ciclo vital.
  • El ritmo es diferente y les aportan tranquilidad. Lxs niñxs están más tranquilxs porque tienen que hacer las cosas más despacio.
abuelos y nietos
  • Saber escuchar. Esperar y escuchar a una persona mayor les enseñará muchas lecciones.
  • Respetar a las personas mayores y entender que saben más sobre la vida.
  • Pasar tiempo libres de tecnología.

  • Entender la vejez.
  • Entender la muerte.
  • Entender el cambio que experimenta el cuerpo humano con el paso del tiempo.
  • La historia en primera persona. El hecho de que hace años las cosas eran diferentes y que hay cosas que cambian de manera constante.
  • Saber que se puede seguir aprendiendo a cualquier edad.
  • Conocer la historia de su familia y saber que sus padres/madres también fueron niñxs.

Además de dosis enormes de cariño incondicional por ambas partes.

Guarderías en residencias de mayores.

¿Y aquellos que podrían ser bisabuelos?

En España ya existen guarderías integradas en el mismo edificio que residencias de mayores.

Algo que empezó en países nórdicos y que une de manera estructural y a efectos prácticos la experiencia de los más mayores con la alegría y la energía de los más pequeños (0 a 3 años).

Monitores especializadxs les acompañan en el tiempo que comparten juntxs para que sea un espacio de aprendizaje y respeto mutuo.

¿Tengo Ecoansiedad?

¿Qué es y cómo sé si tengo Ecoansiedad?

El otro día escuché este término en un telediario.  

Lo definían como «Miedo crónico al desastre medioambiental». 

La verdad es que no sé porque pero me resulto curiosa la palabra, la unión de «ansiedad» con «eco». Pensé que era un término que se entendía bien y también, una vez más, confirmé la necesidad que tenemos los seres humanos de clasificar las cosas y darles nombre.

Es lógico que necesitemos términos como «Ecoansiedad», ya que al poner nombre a las cosas les damos vida propia distinguiéndolas de las demás y conseguimos que al oír ese nombre podamos ir mentalmente ahí, pensar sobre ello, opinar.

Como le hemos dado un nombre a ese «miedo al desastre medio ambiental» ya podemos hacernos la pregunta:

¿Tengo ecoansiedad o no tengo? 

Antes de seguir  hay algo que me gustaría aclarar. El miedo no puede ser crónico. Puede ser recurrente, intenso, frecuente pero no crónico. Así que… ¡Que no cunda el pánico!

Ante las consecuencias que ya estamos viviendo del cambio climático, es normal que estemos preocupadxs.

Por un lado, es algo que nos afecta a todxs, por otro, el hecho de no saber muy bien qué hacer más allá de no comprar plásticos o comer menos carne. También preocupa cómo debemos llevar eso a cabo sin que afecte a nuestra salud, economía o logística familiar .

Es normal que esta preocupación aumente cuando estamos hablando o leyendo sobre el tema o cuando alguien nos mire mal por creer que estamos haciendo algo inadecuado. También cuando lo sintamos o lo hagamos, como por ejemplo se me ocurre, seguir comprando agua embotellada en envases de plástico. 

Nos podemos sentir incómodxs e irresponsables. Ambas emociones que solemos clasificar como negativas (no nos gusta sentirnos así) pero ambas diferentes a la ansiedad. 

Esas emociones podemos utilizarlas a nuestro favor cuando al sentirlas nos provocan la necesidad de informarnos y tomar decisiones sobre qué podemos hacer al respecto.

Pero ya no lo es cuando se elevan a la categoría de ansiedad. Ya que empezamos a sentirnos muy mal al pensar que el desastre es inevitable y que estamos condenadxs irremediablemente.

Nos  sentiremos indefensxs e impotentes y pensaremos llenos de tristeza culpa o rabia que no hay nada que podamos hacer. Y no lo haremos.

La ansiedad nos paraliza.

Nos mantenemos indiferentes porque pensamos que  lo que nosotrxs  hagamos  no va a salvar el planeta. Pero no es así. 

Los grandes cambios empiezan por pequeños movimientos, como en el efecto mariposa.

El leve aleteo de las alas de una mariposa, se puede sentir al otro lado del mundo, algo influye en  algo y ese algo en otro algo y en otro y de  repente, algo cambia.

Porque ¿Si esta situación la hemos provocado todxs nosotrxs con nuestra forma de vida y con la manera en que hemos utilizado los recursos, no sería  lógico pensar que si cambiamos nuestra forma de vida  también cambiará el impacto que esta provoque en el medio ambiente?

y…

¿Seremos capaces de adaptarnos a vivir de otra manera ? 

Y la respuesta es SÍ

Sí, poco a poco. 

Sí nos adaptaremos. 

Luego nuestra  propuesta como antídoto contra la ecoansiedad es: 

  • Dejar de enfocar en lo que hacemos mal y en su lugar hacer  algo. Aunque sean en apariencia  pequeñas cosas.
  • Abrirnos  a la posibilidad de tener una vida menos cómoda, tal y como la concebimos ahora, para comprobar sin que nadie nos lo diga si en realidad es así para nosotros o no lo es.

Consumir menos carne y más verduras , llevar al gimnasio una botella reutilizaba para el agua, acordarnos de llevar las bolsas que ya tenemos cuando vayamos a comprar para no tener que pedir más, comprar menos ropa, caminar más,  usar menos el aire acondicionado o la calefacción , fabricar menos basura…

Busca tu manera y bye bye ecoansiedad.

 

¿Qué es el Pescao?

¿Qué es el Pescao?

Para comprender qué es el pescao hay que saber primero que es el cannabis.

El cannabis es una planta. En esta planta podemos encontrar subtipos con más o menos cantidad de THC (tetrahidrocannabinol: principal constituyente psicoactivo del cannabis).

El THC tiene un efecto directo sobre el Sistema Nervioso Central. Provocando a veces relajación, a veces euforia, y en algunos casos ansiedad o pánico.

¿Qué tiene que ver esto con el Pescao?

El Pescao es cannabis sintético. Eso significa que no se extrae de una planta sino que se ha elaborado artificialmente. Pero se adhiere también a los receptores de cannabinoides del cerebro.

El problema es que aunque trata de imitar el efecto de la Marihuana la realidad es otra. Tiene un efecto diferente y muy peligroso. Y el hecho de que se considere un tipo de cannabis sintético lleva a confusión y a confiarse cuando alguien ya ha consumido cannabis.

De todos sus efectos uno de los que más preocupan son los efectos psicóticos por los cuales la persona que los consume puede experimentar alucinaciones y paranoia que pueden poner en riesgo su integridad física.

¿Qué otros efectos puede tener?

  • Alteración en la capacidad de toma de decisiones
  • Alteración en la percepción de estímulos externos
  • Alteración del estado de ánimo: ansiedad, ira, depresión, tristeza.
  • Pensamientos suicidas
  • Agresividad

¿Quién es más vulnerable ante este tipo de droga?

Las personas jóvenes dado que es una droga no demasiado cara y además se consume de la misma manera que la marihuana, fumándola o de manera líquida dentro del vapeador.

Esto puede hacer que la subestimen y no piensen en las graves consecuencias que puede provocar.

¿Qué hacer si la he consumido y me encuentro mal?

En este caso pide ayuda a emergencias llamando al 112.


Si te ha interesado este artículo quizá también te interese:

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son las preguntas frecuentes que la gente suele hacer al psicólogo /a?

Hoy vamos a hacer una recopilación de las preguntas que más nos suelen hacer a nosotras cuando alguien llama para pedir cita o en la primera sesión.

En algunos casos las respuestas estarán en un artículo anterior así que os dejaremos el link directo.

Preguntas frecuentes al psicólogo /a:

¿Cuál es la diferencia entre psicología y psiquiatría?
Lo fundamental y lo que sirve para comprender la diferencia es que la psiquiatría es una especialización médica y la psicología es una disciplina diferente a la medicina. A efectos prácticos para lxs pacientes el tratamiento en psiquiatría es medicación y el tratamiento psicológico es terapia.

¿Hay trabajo conjunto entre psiquiatría y psicología?
En el caso de que sea necesario sí. Lo normal es que siempre exista una colaboración con un profesional del otro campo por si fuera necesario.

¿La psicología es una disciplina científica?
Sí. La terapia cognitivo-conductual está avalada científicamente.

¿Cómo sé si necesito terapia?
Si estás pasando un mal momento en tu vida y sientes que te está costando identificar o gestionar tus emociones.
También de manera preventiva, si vas a tener cambios vitales y quieres estar preparadx para ellos.

¿Con qué frecuencia son las sesiones?
Normalmente 1 vez a la semana.

¿Qué es la terapia con realidad virtual y qué problemas se tratan?

¿La terapia puede mejorar mi autoestima?
Es una de las razones principales por las que la gente viene a terapia.

¿Cuáles son las razones por las que la gente suele ir a terapia?
Cada persona es diferente y cada una de estas cosas que vamos a mencionar se expresa de manera distinta en cada persona. Pero digamos que las razones principales suelen ser:

¿Lxs niñxs y adolescentes también van a terapia?
Por supuesto. Todas las personas pueden ir a terapia. Porque a cualquier edad sentimos emociones.

¿Se puede hacer terapia con una app o por correo?
No. No se puede hacer una buena evaluación por medio de texto en lugar de tener a la persona delante.

¿Se puede hacer terapia por Skype?
Sí. Se puede hacer terapia por vídeo llamada. Es algo frecuente que la gente que vive en otros países busque a profesionales de su misma cultura e idioma y esto lo facilita internet. Nosotras hemos tenido pacientes de cuatro continentes.

¿Cuánto dura la terapia?
Depende de cada caso pero en problemas de ansiedad, que suelen ser los más frecuentes, la media se sitúa entre 12 y 15 sesiones.

¿La hipnosis funciona?
Sobre este tema tenemos un artículo concreto:

¿Qué es la terapia cognitivo-conductual y en qué se diferencia de los otros tipos de terapia?

¿La terapia de pareja es conjunta?
Normalmente la primera sesión lo es. El resto de sesiones suelen ser por separado.

¿La terapia consiste en ser más positivo?
No. Esto puede ser una consecuencia de haber hecho terapia porque te encuentras mejor. Pero hacer terapia no es forzar a pensar en positivo.

Esperamos que esta información os sirva.

Igualmente siempre que tengáis dudas podéis poneros en contacto con nosotras por correo, WhatsApp o teléfono. Os atenderá Laura y ella resolverá vuestras dudas en la medida de lo posible.

preguntas frecuentes psicólogo.

¿Qué es la feminidad?

¿Qué es la feminidad?

“Magia a la luz de la luna” Un experto desacreditador de espiritistas viaja al sur de Francia para conocer a una mujer que está haciendo creer a una familia adinerada que es espiritista. 

Quiere comprobar si es verdad lo que dice. 

Cuando llega a casa de dicha familia, habla con uno de ellos que le dice que cree que ella dice la verdad porque le ha dicho cosas que nadie más sabría. 

Él añade: Y dicen que es muy agraciada.

El otro responde: Es adivina y divina.

Esto es lo que la feminidad os ha dicho:

“Una verdadera mujer es vulnerable, es sensible y asustadiza. Es muy buena en el cuidado de otras personas, en la atención a las necesidades de lxs demás pero nada buena en tareas que se salen del contexto del hogar. Una mujer no es agresiva, no dice tacos, no se enfada. Una verdadera mujer llora antes que gritar o enfurecerse. Una mujer tiene que ser comprensiva y dulce, escuchar más y hablar menos. No querer protagonismo.”

Esa es la única manera de ser mujer. 

Pero como hicimos con la masculinidad en el artículo anterior vamos a borrar esos límites. Porque la feminidad se puede vivir también libremente. 

Tienes derecho a:

  • Ser fuerte física y mentalmente.
  • Quedarte en casa cuidando de tus hijxs o ir a trabajar.
  • Tener un tono de voz alto y fuerte.
  • Estar seria o enfadarte.
  • Ser ambiciosa en tu trabajo o en tu vida.
  • Tener ganas de sexo y acostarte con quien quieras.
  • No enternecerte con todo.
  • Que te guste el riesgo.
  • No tener vulva ni vagina. No tener la regla.
  • Tener la orientación sexual que quieras, no por eso no eres femenina.
  • No competir con las otras mujeres.
  • Pedir en el sexo lo que tú quieres y no únicamente atender las necesidades de la otra persona.
  • No ponerte falda ni nada ajustado.
  • No maquillarte.
  • Hacer lo que quieras cuando quieras.
  • No querer tener hijxs y no por eso eres egoísta.
  • Decidir tus prioridades.
  • No saber cocinar bien.
  • No ser siempre complaciente.
  • No tener miedo.

Y esta lista se queda corta.

No hay «mujeres mujeres» ni «verdaderas mujeres»

Si te sientes mujer, eres mujer.

Si te ha gustado este artículo quizá también te interese:

¿Qué es la masculinidad?

¿Qué es la masculinidad?

«Guerra mundial Z«. Apocalipsis zombi. 

Brad Pitt, el protagonista, interpreta a un padre de familia. Todo esta  tranquilo hasta que de repente la gente empieza a convertirse en zombi. Si te muerden, te conviertes. 

Como él es investigador su  misión es averiguar de dónde proviene la infección que provoca la transformación.

Tras muchas dificultades consiguen ponerse a salvo él, su mujer, sus dos hijas de unos 10 y 12 años y un niño de unos 7 años que consiguen rescatar por el camino. 

Llegan a un barco y tras instalarse él debe irse. Se despide de todxs. Besa a su mujer, a sus hijas y cuando se despide del niño tras darle un beso le dice : “Cuida de ellas”.

“Ellas”, son entonces una mujer adulta y dos niñas mayores que él. Un niño de 7 años que acaba de descubrir qué es la masculinidad.

Menudo encargo. Igual si le preguntásemos casi hubiera preferido convertirse en zombie . No creo que  fuera capaz de entender en qué consistía ese «Cuida de ellas».

Pero sin embargo son esos los tipos de  mensajes que los hombres habéis tenido que oír una y otra vez a lo largo de vuestra vida. 

Esto es lo que la masculinidad os ha dicho:

«Un verdadero hombre protege, no tiene miedo, todo lo puede es invulnerable, no fracasa, vale por lo que tiene, consigue cosas, tiene poder, es fuerte, agresivo, tiene que demostrar su valor, no llora porque eso es de blandos, de mujeres o de homosexuales (que no son verdaderos hombres masculinos), se pone en riesgo, coge lo que quiere … «

Esa es la única manera de ser hombre y además tenéis que demostrarlo. No se puede poner en duda la masculinidad. Eso nunca.

Es hora de ir borrando los limites que han estado definiendo hasta ahora como debéis ser y comportaros para poder disfrutar de vivir vuestra masculinidad libremente.

Tu valor está simplemente en ser. 

Tenéis derecho:

  • A no proteger por obligación.
  • A no poder con todo. Reconocerlo y pedir ayuda si lo necesitáis. 
  • A abandonar cualquier tipo de violencia.
  • A no poneros en riesgo.
  • A no ser ambiciosos y no querer conseguir siempre cosas para aparentar prosperidad o éxito o status.
  • A no tener siempre ganas de sexo y decir: «no me apetece»
  • A tener la orientación sexual que os de la gana, seguís siendo hombres.
  • A llorar cuando lo necesitéis.
  • A que vuestro pene no sea grande, su tamaño no es medida de nada.
  • A  no tener pene.
  • A demostrar cariño a vuestra pareja.
  • A ser un padre presente y afectuoso, también con vuestros hijos varones y aunque ya sean mayores.  
  • A fracasar.
  • A no exigir.
  • A no tener un cuerpo atlético 
  • A saber que no lo merecéis todo.
  • A tener amigos hombres sin competir con ellos.
  • A no tener dinero. 
  • A no querer ser padres o quererlo mucho.
  • A no creer que las mujeres son todas iguales. 
  • A vestir del color que queráis.
  • A entender que la sexualidad no consiste solo en la penetración
  • A ser autónomos.  No hace falta que nadie se haga cargo de vosotros.
  • A  dejar de lado el ego .
  • A no estar permanentemente ocupados.
  • A no resolverlo todo.

Y esta lista se queda corta. 

No hay «hombres hombres» ni «verdaderos hombres» 

Si tú te sientes hombre, eres un hombre.

Si te ha gustado este artículo quizá también te interese:

¿Qué es el sharenting?

¿Qué es el sharentig? Es el término que acuña un problema que lleva tiempo tomando fuerza en las redes sociales, lo empezó a utilizar el periódico Wall Street Journal en 2003.

Sharenting significa que lxs padres/madres hagan uso de las redes sociales para mostrar a sus hijxs.  De hecho el término sharenting es la combinación en inglés de las palabras share + parenting cuyo significado es compartir + paternidad.

Si tienes redes sociales sabrás que esto se ha convertido en algo bastante habitual, sobretodo en la generación Millennial. No es extraño ver fotos de lxs hijxs de tus amigxs en sus redes sociales, incluso las ecografías antes de nacer.

"Tres de cada cuatro menores de dos años tienen fotos en internet" Fuente: El País

¿Qué consecuencias puede tener?

  • Para llegar a saber cuáles son las consecuencias de las cosas se necesita un tiempo de recorrido, igual que ha ocurrido con otros malos usos de las nuevas tecnologías que nos han llevado al ciberbullying, grooming, sexting, stalking, etc.

No es cuestión de cantidad de fotos/videos. Es la diferencia entre compartir o no hacerlo. Se trata de que como padres/madres, al hacerlo, formamos una identidad de el niñx virtual, el niñx existe en internet.

Internet es todo el planeta

  • Se vulnera su privacidad al exponerlx a diferentes peligros dado que de manera pública exhibimos dónde está, cómo es, qué cosas le gustan, qué come, cómo duerme, etc.
  • Teniendo en cuenta que Instagram se creó en 2012, niñxs que ahora tienen entre 3 y 6 años empiezan a darse cuenta, e incluso algunxs, lxs más expuestxs o lxs más reconocibles (hijxs de personas denominadas «influencer»), llegan a ver normal que haya gente que lxs mira por la calle, que lxs reconoce, que se  acercan a saludarlxs o lxs llaman por su nombre. Gente que sabe quiénes son sus padres/madres, cúal es su muñecx preferidx y cómo se llama, o quién es su mejor amigx del cole…

Esto puede suponer un peligro real.

  • Lxs niñxs no tienen capacidad para entender esto, hay que explicárselo. Decirles, que ellxs no conocen a esas personas (en caso de que llegaran a dudarlo), que nunca lxs han visto, que no son amigxs de sus papás/mamás que no han estado en su casa… ni nada de nada.
    Pero que no es magia, ni esas personas son adivinas, ni ellxs tienen algo especial que los diferencia de los demás niñxs.
    Que estas personas a ellxs sí que lxs conocen a través de las fotos y videos que habéis compartido en redes. Podéis ponerles ejemplos como cuando les mandáis una foto a un tío, o a los abuelxs.
  • Que les quede muy claro, que no tienen que contestar a lo que les preguntan, ni besar, ni acercarse a estas personas si no van acompañadxs por vosotrxs.

Esta práctica no tiene ningún beneficio para lxs niñxs, absolutamente ninguno.  Todo son desventajas. 

Es vuestra responsabilidad parental.

  • Además se expone a lxs niñxs a posibles problemas futuros como que sus fotos sean compartidas y utilizadas por otras personas con fines desconocidos. Es importante saber que aquello que uno «cuelga» en internet, nunca más desaparece de internet.
  • Cuando el niñx va creciendo puede verse y compararse. Y además sentir que quienes debían haber cuidado de su intimidad y su privacidad no lo han hecho.
  • Esto puede llevar directamente a un problema de confianza y de autoestima. Y puede favorecer que lo haga él/ella mismx en un futuro por aprendizaje.

Como padres/madres además podemos acabar comparando a nuestrxs hijxs con lxs hijxs de personas que no conocemos cuyas imágenes no sabemos si están trucadas. Por ejemplo: Si mi hijo no come todavía sólido pero sigo a otro padre cuyo hijo de la misma edad sale en una foto con un plato medio vacío de pasta, pienso que el mío debería hacerlo cuando no sé si esa foto explica realmente que eso que falta lo ha comido el niño. Es el pediatra quien debe decirme si mi hijo está bien o mal alimentado.

Quitemos drama, pongamos solución

Hasta ahora nadie sabía qué es el sharenting ni las consecuencias de esto y por lo tanto tú tampoco. Si lo has estado haciendo hasta ahora era seguramente por una buena razón, y porque para ti tu hijx es lo más importante de tu vida y quieres compartirlo con el mundo.

No nacemos sabiendo y las redes sociales, como decíamos, son algo que ha aparecido hace relativamente poco tiempo.

¿Cómo podías luchar contra el sharenting sin saber qué es el sharentig? Ahora lo sabes. La solución: no compartas imágenes de tus hijxs en internet.

No utilices las redes sociales y las tecnologías como sustitutivo de profesionales para resolver dudas, de álbum de fotos para tenerlas siempre o de información para los seres queridos en lugar de una llamada.

Si te ha gustado este artículo también puede interesarte :

¿Qué es el «grooming» y cómo prevenirlo?

Generación millennial

¿Qué es # Body Shaming?

¿Qué es # Body Shaming?

El Body Shaming o como lo puedes encontrar en redes sociales #bodyshaming es la conducta de criticar a otras personas por su físico en internet.

Verano. Vacaciones, calor. Otros hábitos, otra  forma de comer y otra forma de vestir.

Nos ponemos menos ropa, se muestra más el cuerpo y a veces hacerlo cuesta. 

¿Por qué nos cuesta? Porque pensamos que nuestro cuerpo no es «bonito».

A lo largo de la vida vamos aprendiendo que no todos los cuerpos son iguales y eso es claramente cierto, pero también aprendemos  que hay cuerpos más bonitos que otros y lo que es peor que las personas tenemos distinto valor en base a lo bonito que sea nuestro cuerpo. Esto, obviamente no es una verdad objetiva pero el body shaming la promueve.

Escuchamos  y vamos asimilando poco a poco que si una persona tiene sobrepeso, por ejemplo, también es vaga, comilona , perezosa… y  si una persona es delgada, es trabajadora, lista, voluntariosa … 

¿Es esto cierto? No.

¿Cómo se establece lo bonito o feo que es un cuerpo?

Pues se establece en base a los cánones estéticos o cánones de belleza. Las características físicas que la sociedad valora como atractivas o deseables y a las que se debe aspirar. 

La belleza «ideal«. La norma estética imperante.

Además de hablar de una belleza ideal (no real), estas normas o cánones varían a través del tiempo y también es diferente en las distintas culturas. 

Ciñéndonos solo al siglo XX y XXI y centrándonos en el cuerpo femenino, ya que es el que más exigencias estéticas ha sufrido, a lo largo de la historia  podemos encontrar ideales muy  diferentes.

Antes de tener nombre ya existía el body shaming.

Por ejemplo y a grandes rasgos en los años 20 el ideal femenino se basaba en mujeres delgadas y altas con poco pecho y caderas estrechas.

En los 50 el ideal cambia hacia una mujer de caderas anchas cintura estrecha con piernas redondeadas  voluptuosas y pechos grandes.

En los años 90 el ideal se dirige hacia a la delgadez extrema es un  ideal de belleza enfermiza. Pecho pequeño, caderas estrechas, piernas muy delgadas y piel translucida. Cuerpos rectos más andróginos .

Ya en el siglo XXI hasta el 2017 más o menos el cuerpo ideal es el de una mujer más atlética con más pecho, abdomen totalmente plano y más caderas y culo.

Entre culturas ocurre lo mismo. En China por ejemplo se considera bello el cuerpo femenino muy delgado y sobre todo de piel muy blanca y sin imperfecciones . En la India se valoran más los cuerpos femeninos con curvas y  decorados con dibujos de henna. En África  los cuerpos ideales son más voluptuosos…

Por lo tanto si el ideal cambia podríamos llegar a la  conclusión que la belleza de un cuerpo, solo depende de quién lo mira, cuándo lo mira y desde dónde lo mira. 

La belleza no depende de lo observado sino del observador, por lo tanto es subjetiva.

¿Hay cuerpos que objetivamente sean mas bonitos que otros? No.

Antes en el recorrido histórico nos hemos parado en el 2017. Pero

¿Qué está pasando a partir de ahí ? 

Por una parte hay un canon de belleza si cabe más absurdo que los anteriores y es el de la «eterna juventud».

Eso sí que es imposible. Un cuerpo no se puede mantener siempre joven porque esta vivo y envejece. Atribuir la belleza física a la juventud y, siguiendo la argumentación inicial, dotar a las personas jóvenes de características como felices, divertidas,sabias… es todavía más absurdo.

De otro lado están apareciendo movimientos que valoran la diversidad corporal. Algunas marcas comerciales como HM o Nike con sus modelos de cualquier género , movimientos sociales en las redes como el #Bodypositive, fabricantes de juguetes que han empezado a sacar al mercado muñecxs con cuerpos más reales donde lxs niñxs se sientan más identificadxs etc… Porque la naturaleza no es uniforme. 

Los cuerpos son diversos porque así es la naturaleza.

  • Existen cuerpos blancos, negros, gordos, flacos, altos, bajos, viejos, jóvenes etc…
  •   Querer que tu cuerpo se ajuste a los cánones de belleza establecidos y valorarlo en base a ellos es dañino. 
  •   Tu cuerpo no define quién ni como eres .
  •   No aceptar nuestro cuerpo nos impide ser felices con nuestra vida porque sin él no vivimos.
  •   Sentirnos excluidxs , rechazadxs nos provoca sufrimiento tristeza y nos aísla.
  • Para poder vivir en libertad y felices tenemos que aprender a valorar a nuestro cuerpo. Para eso hay que conocerlo, atenderlo , nutrirlo, fortalecerlo y cuidarlo. Sin miedo, sin exigencias extremas, sin rigidez, sin negación ni rechazo. No hay validación externa que pueda con eso. 
  • Solo desde el cariño y siendo conscientes de cómo somos podremos vivir la vida que queramos. Cuidar a nuestrxs hijxs, estudiar, salir de fiesta, trabajar. 
  • Hay días que te ves mejor, otros días no tanto pero eso es normal . No todos los días y todas las circunstancias son iguales. El cuerpo cambia y expresa como nos sentimos .
  • Agradece a tu cuerpo las posibilidades que te brinda cada día.
  • Es tu responsabilidad enseñar a las nuevas generaciones a querer y valorar su cuerpo. No critiques, ni positiva ni negativamente, el cuerpo de nadie en cuanto a parámetros estéticos ni el tuyo propio sobretodo delante de lxs niñxs.
  • ¿Valoras a las personas que tienes en tu vida, tus amigxs tu familia, más o menos por el cuerpo que tienen?
  • ¿Consideras feo el cuerpo de tu madre, padre o de tu abuela ?
  • ¿Lo haces contigo?

No creas todo lo que te cuentan.

No hay cuerpos perfectos o imperfectos válidos o inválidos . 

Solo hay cuerpos.

Nada más .

Si te ha gustado este artículo sobre qué es body shaming también te puede interesar:


Me preocupo por todo

Me preocupo por todo. Siempre me adelanto a las cosas que pueden ir mal.

¿Sueles ser la persona más ansiosa en los viajes y acontecimientos importantes?

¿Te pasa también en el día a día?

Quizá tienes demasiados pensamientos que empiezan por «¿Y si…?»

¿Qué es la preocupación?

La preocupación es un conjunto de pensamientos que provocan ansiedad.

Las emociones dependen en gran medida de los pensamientos y hay algunos pensamientos muy asociados a la ansiedad en concreto.

Aparece una situación, por ejemplo «Tienes un viaje», piensas algo sobre esa situación, por ejemplo «¿Y si estando allí necesito ir al médico?» y entonces aparece la ansiedad. Y con ella se van muchas veces las ganas de hacer cosas.

El problema es que se les da demasiada credibilidad a esos pensamientos que seguramente no sean demasiado racionales. Pero no es fácil controlar la ansiedad.

Y cuando aparece la ansiedad – cosa que sucede de manera casi inmediata- los pensamientos aumentan.

Al final provoca esa sensación de «Me preocupo por todo» porque realmente es casi una constante.

¿Cuál es el problema?

Me preocupo por todo

Que no disfrutas igual de una situación cuando están dando vueltas a posibles cosas negativas que podrían pasar.

Pasas más tiempo pendiente de las cosas malas que podrían suceder que de las cosas buenas que sí están pasando.

¿Tiene solución?

Por supuesto. La ansiedad y los pensamientos que la provocan se pueden controlar.

Aprender a controlar la ansiedad te hará poder concentrarte mejor, disfrutar, descansar, comer y dormir mejor, etc.

También te puede interesar:

Conciliación familiar. Trabajar y tener familia.

La conciliación familiar es un tema que está a la orden del día.

Formar una familia no debería ser un lujo. El trabajo y la familia son dos responsabilidades importantes y a veces difíciles de compaginar.

El trabajo es necesario y el tiempo libre es limitado por lo que muchas veces todo acaba siendo una carrera hacia alguna parte.

Estoy aquí y corriendo me voy que tengo que llegar allí y después tengo que comprar esto allá y después vuelvo al punto de inicio.

Aquí puedes leer algunas cosas que quizá te ayuden con la conciliación familiar.

  • Establece prioridades y no te culpes por ellas: Si has elegido cuál es tu prioridad no te sientas culpable por poner eso por delante de lo otro. No hay normas con respecto a lo que es o no más importante para ti así que no te las auto-impongas.
  • Si hay algo pendiente resuélvelo: Es posible que estés procrastinando algunas cosas porque no tienes tiempo para hacerlas «de una sentada». Cada ratito cuenta y cada pequeño avance que hagas es trabajo que te quitas. No esperes a tener todo el tiempo libre que necesitas para hacer la tarea completa. Tener algo pendiente produce ansiedad.
  • Permítete hablar sobre lo que te agobia pero no conviertas las quejas en una dinámica: ya lo hemos recalcado con otros ejemplos, cuanto más nos quejamos peor nos encontramos pero tampoco tiene sentido contenerlo todo dentro hasta explotar. Desahógate y pasa a la acción.
  • No intentes hacer las dos cosas a la vez: Mientras estás en casa no estés contestando correos o WhatsApps del trabajo. No vas a disfrutar de la familia y tampoco vas a concentrarte todo lo que necesitarías en la tarea que estás desempeñando.
  • Pide ayuda: Si necesitas que alguien te eche una mano pide ayuda. Eso no te convierte en peor madre/padre.
  • Equivocarse es normal: Da por hecho que en muchas ocasiones te darás cuenta de que te has equivocado en cosas, el trabajo y la familia son cosas complicadas de gestionar y a veces mirarás atrás y pensarás que podrías haberlo hecho de otro modo. Auto-castigarte o darle demasiadas vueltas no sirve para nada.
  • No intentes controlarlo todo, delega: Si otra persona puede hacerlo y quiere hacerlo deja que te tome el relevo.
  • Reconócete las cosas que haces bien: Es posible que sin querer pongas demasiado el foco de atención en aquellas cosas en las que te equivocas, pero eso te hará sentir frustración y no te lleva a nada bueno. Intenta poner también el foco en lo que haces bien.

Si te ha gustado este artículo quizá también te interese: