Cómo complicarte la vida

Hoy vamos a contarte cómo complicarte la vida.

La felicidad es esa eterna incógnita que todxs queremos descifrar para poder alcanzar.

¿En qué consiste? ¿Es saludable pretender permanecer siempre en un estado de felicidad permanente o también es importante sentirnos infelices?

La respuesta a la primera pregunta es difícil. Nadie se pone de acuerdo, pues no hay una única respuesta más allá de la consideración de que la felicidad no es algo permanente ni objetivo.

Lo que le proporciona felicidad a unxs no se lo proporciona a otrxs e incluso lo que te proporciona la felicidad hoy quizá mañana no lo haga.

Respecto a la segunda cuestión da igual la respuesta, porque sea o no sea importante sentirnos infelices, lo vamos a ser en numerosas ocasiones. La vida lleva su propio camino y no siempre estará de nuestro lado hagamos o que hagamos. La vida es imperfecta y así está bien, para qué querer que sea perfecta si no lo vamos a poder conseguir.

Es posible y a veces paradójicamente es así que empeñándonos en hacer lo que no nos deja ser felices encontramos lo que sí lo hace. Así que aquí os dejamos algunos tips para empezar a practicar y aprender cómo complicarte la vida haciendo todo aquello que no hay que hacer.

Tips para complicarte la vida:

  • Mantente siempre firme en tus convicciones. No cambies nunca de opinión pase lo que pase. Si además insistes y discutes para que lxs demás cambién la suya y acojan la tuya mejor todavía.
  • Reconoce que siempre lo que tuviste es mejor de lo que tienes y que «cualquier tiempo pasado fue mejor»
  • Resígnate. Piensa que el destino está marcado y que poco o nada podemos hacer para cambiar las cosas que nos pasan. Así tiene que ser, todo pasa por algo.
  • Compara tu vida constantemente con la de los otrxs pero solo con los que consideras mejores que tú y  valórala según sus éxitos o fracasos.
  • Si encuentras alguien con quien iniciar una relación amorosa abandona tu vida y vuélcate 100% en la relación, piensa que a partir de ahora tu felicidad dependerá  de esta relación ya que todxs necesitamos una pareja para ser felices y tú ya la has encontrado.
  • Quéjate constantemente, ¡faltaría más! 
  • No olvides que siempre la insistencia garantiza el éxito ya que querer es poder. 
  • Si alguien te quiere a su lado que se lo curre porque esto es lo que hay «yo soy así y al que no le guste que arree»
  • Si te sientes mal es que algo estas haciendo mal por lo tanto no te mereces sentirte bien, así que machácate como si no hubiera un mañana.
  • Nunca puntos medios o caminos alternativos ¡a por los extremos siempre! Las cosas o están bien o están mal, o lo tomas o lo dejas y punto y pelota.  
  • Dramatiza. Todo es un horror, el mundo, la gente, tu vida …
  • Aférrate a una única solución o respuesta. Si algo funcionó en el pasado tiene que funcionar ahora y siempre. Tienes garantizada la sensación de incapacidad, incompetencia y de no haber hecho lo suficiente.
  • Haz caso a todo lo que los demás opinen, de ti o de lo que sea. Es absolutamente necesario tenerlo en cuenta.
  • No agradezcas, la gente si te da algo es porque quiere así que para qué y, por supuesto, no pidas nunca perdón. Lo hecho, hecho está .
  • No pidas ayuda y no confíes en nadie. Lo primero es debilidad y lo segundo es imposible, la gente siempre acabará  traicionándote. Ahí queda eso.
  • Piensa que necesitas muchas cosas para ser feliz. Amigxs, una carrera, estar delgadx, saber idiomas, viajar, una mascota, pareja, trabajo, hijxs…sino lo consigues mal vas.
  • Si deseas mucho algo seguro que lo consigues. Empéñate con todas tus fuerzas. Si alguien puede tú también puedes.
  • Procura enfocarte siempre en el resultado final de todo lo que haces no en el “ ir llegando” o en el trayecto. Así si no salen las cosas como quieres la frustración será un hecho ya que el esfuerzo no habrá merecido la pena en absoluto.
  • ¡Ah! y por último, casi se nos olvida. Preocuparte por todo es lo mejor que puedes hacer. Preocuparse es bueno y casi seguro que si lo haces acaba sucediendo lo que tanto te preocupa y así podrás confirmar que tenías razón y seguir preocupándote.

Seguro que encuentras muchas más maneras de hacerlo, todxs somos bastante habilidosos en complicarnos la vida.

Pero lo que esta claro es que seremos felices si hacemos cosas que nos hagan ser felices. Así de fácil, aunque a veces no nos salgan bien, no nos apetezca o nos cueste hacerlas. Poco a poco .

“Ser feliz no es hacer siempre lo que se quiere sino querer siempre lo que se hace”

Leon Tolstoi

Si te ha gustado este artículo también te puede interesar:

¿Es bueno ir a terapia?

Muchas personas se preguntan si es bueno ir a terapia. Es normal que esa pregunta aparezca sobretodo cuando alguien no ha ido nunca y sobretodo porque existen un montón de falsos mitos sobre ella.

Ir a terapia tiene muchas cosas positivas cuando es el momento adecuado y la persona que acude quiere recibir la ayuda.

Sabemos que la OMS lo recomienda y sabemos toda la teoría que la avala pero… ¿Y la gente? ¿Qué piensa la gente que ha ido a terapia sobre ello?

Para poder hablar sobre lo bueno que tiene el ir a terapia hicimos esta pregunta en Instagram:

Y nos llegaron muchas respuestas de las cuales hemos elegido algunas y las vamos comentando:

  • Es difícil reconocer que a veces uno no tiene ganas de seguir viviendo. Pero como hemos comentado muchas veces, tu psicólogx nunca va a juzgarte sino a ayudarte.

  • Es una forma de aprender sobre ti y sobre cómo gestionar tus pensamientos negativos.

  • Desde el primer momento tener la sensación de sentirte comprendidx.

  • El duelo es algo saludable mentalmente y que hay que pasar ante una pérdida, la terapia te ayuda a que no se convierta en un duelo patológico.

  • Conocer y reconocer las emociones y gestionarlas sin miedo.

  • Crecer desde la tranquilidad y sentirte bien contigo.

  • El autocontrol emocional en situaciones complicadas.

  • Empatizar y no herir a las personas de alrededor.

  • Sentir que puedes contar todo sin ser juzgadx, saber que lo que te pasa es normal y le pasa a mucha gente. Además de saber que se puede solucionar.

  • Mejorar la autoestima.

  • Pasar tiempo aprendiendo cosas sobre ti mismx. Saber que puedes conocerte y además quererte.

  • Saber decir que no, saber alejarte sin sentirte mal. Pensar en ti y no únicamente en lxs demás.

  • No bloquearte en una única opción, saber desbloquearte y tomar decisiones.

Toda una lección de superación.

Algunas de las personas que participaron han sido pacientes nuestras pero otras no. Lo importante no es qué psicólogx eliges sino porqué eliges hacer terapia, saber que es algo bueno para ti y saber que te va a ayudar.

Ningún psicólogx te juzga, ni te da consejos sobre qué hacer. La terapia es un recorrido juntxs para mejorar tu vida.

Si te ha interesado este artículo quizá también te interese este otro: