Cómo liderar tu vida

En el artículo de hoy vamos a hablar sobre cómo liderar tu vida.

Liderar significa tener la responsabilidad de dirigir algo para llegar a algo. Por lo tanto liderar tu vida, sería algo así como vivirla con la responsabilidad necesaria para conseguir que esta sea como a ti te gustaría que fuera.

El /la lider  – Tú. 

La empresa – Tu vida. 

El  equipo – Tus pensamientos, emociones, experiencias, necesidades, roles, sueños, deseos …. Grandes y heterogéneos, sí, pero tu empresa también lo es.

La pregunta sería ¿Te gustaría  liderar tú vida? ¿Crees que merece la pena desempeñar ese trabajo? Si la respuesta es sí, quizá saber algunas cualidades o requisitos necesarios para ejercer un buen liderazgo nos sirvan para ello.

¡Pues vamos entonces! Demos respuesta a ¿cómo liderar tu vida?

Algunas cosas que hacen lxs buenxs líderes.

–  Se preocupan por conocer la empresa e  intentan mantenerse informadxs de lo que ocurre en ella. No es necesario hacerlo siempre en profundidad pero estar en eso sí. 

–  Se presentan a su equipo y se interesan por conocerlo a fondo tanto a nivel de competencias profesionales como humanas.

– Piensan en el largo plazo para tomar decisiones aunque esto sea difícil de trasmitir y de ejecutar a veces.

–  En ocasiones vuelven atrás para revisar soluciones inadecuadas para valorar lo que quizá se dejaron por el camino y ahora necesiten  o  para descartar lo que ya no le sirve .

–  A veces improvisan. 

–  Alumbran a su equipo, no se imponen.

–  Fomentan la cohesión grupal. Propician momentos de encuentro no enfocados necesariamente en resolver nada sino simplemente para hablar. Sobre cualquier cosa.

–  Buscan nuevos retos y nuevos enfoques. Intentan ser creativxs.

–  Motivan siempre también en los malos momentos y  así consiguen  que el grupo confié y se mantenga activo y orientado en nuevas soluciones si fueran posibles.

–  Es apasionada con lo que hace sin ser intransigente. Es enérgicx, sonríe, trasmite seguridad y disfruta con lo que ha elegido abordar.

–  Se mantiene fiel a sus principios y sobre todo es respetuosx con su empresa con su equipo y consigo mismx.

–  Actúa y tiene la ultima palabra. A veces arriesga más, a veces menos y  otras veces se toma su tiempo parándose a reflexionar pero siempre enfocadx en resolver .

–  Reconoce los logros y agradece al equipo siempre, fortaleciéndolo día a día. 

–  Encaja las derrotas sin culpabilizar ni castigar. Es comprensivx y amable pero también determinante .

–  Sabe escuchar y busca la armonía en su equipo identificando cuando esta se tambalea para llegar de nuevo al equilibrio.

–  Se inspira en la forma de trabajar de otrxs lideres y mantiene contacto con ellxs ofreciendo su ayuda orgullosx y contentx de poder hacerlo.

–  Nunca decide sin escuchar, la influencia y consecuencias de sus actos son bidireccionales y  procura tenerlo siempre en cuenta.

– Sabe desconectar cuando  puede y enseña a su equipo a hacerlo. El valor de mirar hacia otras cosas diferentes al trabajo potencia este.

–  No se cree infalible, contempla la posibilidad de equivocarse, conoce sus limitaciones y por eso es más respetadx. 

–  Esta pendiente del desarrollo de su empresa y de sus necesidades presentes para adaptarse mejor y mejorar cada día .

–  Sabe escuchar atentamente y no solo con sus oídos, con todo el cuerpo, también con los ojos .

–  Es paciente. Sabe que las cosas llevan tiempo y que los cambios efectivos no son procesos lineales pero siempre significan crecimiento y mejora.

–  No compara a lxs miembrxs de su equipo, valora la diversidad y las distintas competencias y habilidades de cada unx de ellxs .

–  Sabe que no se nace siendo líder pero intenta comprometerse cada día para seguir adquiriendo las competencias necesarias para ello y entrenando con pasión y respeto por su trabajo .

 Tú, tu equipo, tu vida.

Tengo miedo a enamorarme

¿Cuántas veces has oído esta frase? «Tengo miedo a enamorarme»

Quizá es un miedo que sientes tú o quizá alguna persona que conoces, hoy vamos a hablar del enamoramiento, del miedo a lo desconocido y de cómo superarlo.

¿Qué significa enamorarse?

El enamoramiento es un estado físico y psicológico que aparece cuando nuestro cerebro asocia una persona concreta a un estado de bienestar.

El problema es que cuando desconocemos algo tendemos a tener miedo a ello así que vamos a aclarar bien qué es estar enamoradx y quizá algunos de esos miedos desaparezcan.

Para que nos entendamos digamos que la persona de la que se está enamoradx es la variable «P» . Cada vez que escribamos «P» significa que hablamos de la persona de la que se está enamoradx (real o hipotética).

Lo que sucede es que el cerebro libera sustancias endógeneas relacionadas con el bienestar y el placer al pensar en P o estar con P.

¿Qué sustancias son esas?

  • Dopamina: es un neurotransmisor lo que significa que su función es hacer llegar la información de una neurona a otra. Altos niveles de Dopamina en el cerebro se relacionan con sensaciones como la motivación, el placer y la relajación. Además la Dopamina actúa en diferentes tipos de adicciones y hace que el enamoramiento sea como una especie de «adicción» a «P».
  • Oxitocina: Se le llama coloquialmente «la hormona del amor». Se produce el hipotálamo y se libera al torrente sanguíneo como respuesta a diferentes estímulos. Y, aunque tiene muchas funciones (por ejemplo: está muy relacionada con el parto y la lactancia), también actúa cuando aparece el enamoramiento de manera que la persona se siente más desinhibida, regula también el cariño, la sensación de confianza y las ganas de socializar. Es necesaria su liberación para experimentar un orgasmo. Pero también se libera oxitocina cuando hay muestras de cariño físico por parte de «P» (abrazos, besos, caricias…)
    Aquí os dejamos un post que pusimos en Instagram sobre la oxitocina:
    https://www.instagram.com/p/B2oeddcC3cT/?utm_source=ig_web_copy_link
  • Serotonina: es un neurotransmisor que actúa como modulador del estado de ánimo en general. Se libera después del orgasmo provocando sensación de placer y bienestar.
  • Noradrenalina: puede actuar como hormona o como neurotransmisor y en el enamoramiento es la responsable de todas las sensaciones físicas de ansiedad cuando se está en presencia de «P». Por ejemplo: el corazón se acelera, rubor, sudor, sensaciones en el estómago…
    Sí, las «mariposas en el estómago» son una realidad explicada científicamente por la liberación de noradrenalina cuando se piensa o se está en presencia de «P».

¿Cuánto dura el enamoramiento?

Quizá una de las cosas que se esconden detrás de ese «Tengo miedo a enamorarme» es que alguien puede pensar que es un estado permanente y que durará para siempre. Pero no es así. La liberación de todas esas hormonas y neutrotransmisores tiene un coste energético por lo que sería insostenible de por vida.

El enamoramiento dura un tiempo variable según la persona y la situación pero desde luego, aunque sigas con «P» toda la vida, la fase de enamoramiento pasará.

¿Entonces no se está enamoradx para siempre?

Una de las cosas que hacen que muchas personas se sientan mal en sus relaciones de pareja es precisamente cuando esta fase de enamoramiento termina.

Y eso es porque pensaban que esa sensación de «ser adicto» y «necesitar» a esa persona, así como la pasión del principio de la relación, duraría siempre.

Cuando todo eso disminuye lo interpretan como algo negativo o una señal de que el amor ha terminado.

Pero el fin del enamoramiento no es más que el paso al siguiente nivel, en el cual, ya libre de toda esa influencia química, puedes dedicar tiempo a conocer mejor a esa persona, a experimentar lo que te aporta y lo que te importa y a forjar compromisos a largo plazo como un proyecto de vida común.

El compromiso

Quizá el «Tengo miedo a enamorarme» puede significar «Tengo miedo al compromiso»

Y es que el enamoramiento es placentero, sencillo, emocionante, vertiginoso y apasionado pero el compromiso es lento, trabajoso, costoso, paciente y, a veces, difícil.

El compromiso no significa ni más ni menos que tener un proyecto común, sea el que sea, sea hasta donde sea. No es necesariamente estar en una relación monógama cerrada, ni casarse, ni tener hijos. Todo eso es compromiso pero no su única forma de expresión. El compromiso es hablar con «P» de lo que quiere para tu vida y de que quieres que «P» esté en ella. Y que «P» haga lo mismo contigo.

Así pues, lo primero es ver si aquello que te asusta es el enamoramiento el el hecho de estar en una relación con otra persona. Y en cualquier caso valorar que muchas veces las cosas nos asustan porque no sabemos cómo son y quizá simplemente sea la ansiedad que provoca una situación desconocida.

Si te ha gustado este artículo quizá también te guste:

¿Cómo consigo lo que me propongo?

Una pregunta que quizá te has hecho alguna vez, ¿cómo consigo lo que me propongo?

El otro día oí en un programa de radio que solo el 8% de las personas que se proponen algo el día de fin de año acaban llevándolo a cabo. No sé si el dato es muy fiable pero ahí lo tenemos. Así que cuando alguien nos pregunta «¿cómo consigo lo que me propongo?» está, en realidad, hablando de un problema real a la hora de plantearnos propósitos.

Para dar respuesta a esa pregunta vamos a poner como ejemplo los propósitos de año nuevo.

En realidad que alguien consiga algo es más que suficiente, bienvenido sea entonces, el propósito y el año nuevo.

¿Os propusisteis alguna cosa?

Es cierto que en general nos gusta marcar un punto de partida para los cambios en el día de fin de año. Acaba un año y empieza otro y ¿por qué no hacer coincidir con ello mi punto de partida?

Por otra parte, nos ayuda a darnos vía libre esa última noche para hacer todo aquello que queremos dejar de hacer al día siguiente. Es el famosísimo «Mañana empiezo» tan presente en nuestras vidas.

Es como si al día siguiente me despertara con el mismo aspecto pero me hubiera convertido en una superpersona. Y no, eso no va a pasar, al menos de momento. Las superpersonas no existen en la realidad.

Digo esto porque si al día siguiente te sigue apeteciendo fumar, o sigues siendo borde, o sigue apeteciéndote el dulce  o te sorprendes mirando Instagram más tiempo del que querías… y te propusiste dejar de hacer estas cosas, no te preocupes. Esas cosas pasan porque sigues siendo tú. Nada ha cambiado, solo es el día siguiente.

Entonces ¿qué hago? ¿Cómo consigo lo que me propongo?

  • Con esto lo que me gustaría transmitir es que quizá la idea de romper con algo e iniciar algo es decir verlo como un antes y un después puede ayudar pero también puede agobiarnos. La vida es más bien un continuo, un «seguir adelante». Y por eso la idea de no romper sino de continuar mejorando puede hacernos sentir mejor.

La imposición nos aleja, la elección nos acerca.

  • Para cambiar necesito lógicamente tener la voluntad de querer hacerlo y, desde luego, esforzarme en conseguirlo. La fuerza de voluntad no es algo que se tenga o no se tenga sino algo que vamos aprendiendo a entrenar. 
  • Por otro lado tampoco conseguir o no lo que nos proponemos depende solo del esfuerzo que pongamos en ello sino de muchas más cosas. Los seres humanos estamos vivos y por ello a veces nos duele la cabeza o tenemos un examen, queremos ir a ver a un amigo, etc.
    A veces necesitamos reajustar u ordenar de nuevo nuestras prioridades, aunque con ello dejemos de lado alguno de esos propósitos. La vida no se puede controlar. Esto no significa que no tengamos fuerza de voluntad, es decir que no nos hayamos esforzado o no podamos volver a hacerlo como hasta ahora, y que la hayamos fastidiado para siempre. Lo que ha pasado es que nos hemos desviado pero podemos volver a entrar en el camino.

  • Cuidado con las Apps de ayuda “para cumplir mis propósitos”. En ocasiones recurrimos a ellas para que nos ayuden pero a veces nos estresan más. Ellas no sienten porque no tienen emociones ni compromisos ni les pasan cosas. Si te ayudan genial, si no es así, sal. No eres tú, es la aplicación lo que falla. 
  • También es importante que no queramos cambiar muchas cosas a la vez. Si te exiges demasiado acabarás casi con toda seguridad dejándolo todo porque te cansarás y cansadx todo cuesta más. Es ahí cuando encontramos la excusa perfecta para mandarlo todo a donde cada uno quiera y abandonar.
  • Ten en cuenta que lxs demás pueden no ver las cosas igual que tú y no entender o no valorar tu esfuerzo o tu necesidad de cambio. Está bien, tampoco es necesario que lo entiendan.
  • No hace falta que lxs demás lo entiendan pero sí que es importante que lo sepas tú. Encontrar tu «¿por qué?» , tu «¿para qué?» , es importante. Sin eso es difícil encontrar el «¿cómo?» . También hay que tener en cuenta que ese «¿por qué?»  puede ser «porque no hay más remedio». No todas las cosas que decido hacer o dejar de hacer tiene un porqué atractivo o motivante.
  • Tampoco socialmente todas las cosas están igualmente valoradas. Es posible que se te considere un/a crack si dejas de fumar pero no se entienda tanto que decidas ser vegetarianx o dejar de tomarte la cervecita del aperitivo de los domingos.

Seguimos  adelante con reflexión sin excesiva preocupación y sin perder de vista nuestra realidad.

Lo importante es que si has decidido hacer algo diferente en tu vida es porque te has dado cuenta que hay algo que tu puedes hacer.

Si te ha gustado este artículo quizá también te interesen:

Bienvenido 2020

Otro año que dedicamos el primer artículo del blog para despedir el año anterior y hacer recuento de los objetivos conseguidos.

Porque son cosas que vamos haciendo por y para vosotrxs y porque cada objetivo cumplido es un poco de cada una de las personas que habéis confiado en nosotras y que habéis venido a la clínica.

¿Quieres saber qué cosas nuevas nos han pasado este año?

El trabajo en la clínica

Sigue siendo nuestra prioridad. Lo más importante y aquello a lo que dedicamos más tiempo y energía.

Otro año más en el que muchas personas han venido por recomendación de otras. Para nosotras lo más satisfactorio que puede haber. Hemos tenido incluso pacientes de otros lugares del mundo que nos han contactado por recomendación.

Hemos llegado a tener pacientes en 4 continentes.

En uno de los despachos tenemos un mapa y vamos poniendo una marca en los lugares en los que hemos tenido al menos 1 paciente.

Prensa

Continuamos con nuestra política de honestidad. Nunca camuflamos publicidad en forma de entrevista y, por lo tanto, todas nuestras apariciones en prensa son porque se han puesto en contacto con nosotras y no al revés.

Informativos Tele 5

Puedes acudir a nuestra sección de prensa de la web para ver más:

Colaboraciones

  • Universidad Internacional de Valencia (VIU)

Nuestra colaboración con la VIU comenzó el año pasado y se ha mantenido fuerte y creciendo durante este año.

Hemos tenido la oportunidad de contribuir a la formación del alumnado del grado de psicología mediante algunas masterclass y ha sido una experiencia muy gratificante, de aprendizaje mutuo y crecimiento profesional.

  • Cibersalud

Un proyecto que se ha iniciado con la intención de formar a psicólgxs en el uso de las nuevas tecnologías aplicadas a la terapia.

  • Fundación Mapfre

Cursos de manejo del estrés en empresas con el fin de prevenir la ansiedad.

Redes sociales

Este año hemos trabajado un poco más nuestras redes sociales, especialmente mejorando la calidad de la información que damos en Instagram.

¿Qué puedes encontrar en nuestras RRSS?

En Facebook publicamos cada día un link a uno de nuestros artículos de la página web.

https://www.facebook.com/PsicologaDeValencia/

En Twitter se van publicando los artículos conforme se publican en la web.

https://twitter.com/PsicologaDeVlc

En Instagram:

  • Imágenes con información clara, concisa y precisa.
  • Retos semanales en stories #parasentirmemejor
  • Stories donde te contamos cosas interesantes relacionadas con la psicología.

https://www.instagram.com/psicologadevalencia/

Podcast

Hemos creado una nueva sección de podcast que puedes encontrar en Ivoox, Spotify y también aquí mismo en la web.

¿En qué consisten estos podcast? Son breves reflexiones de cómo podemos encontrar «la psicología» en cosas cotidianas como un videoclip de Bad Bunny, la obra de Concha García Zaera o la película coco y el tema de la muerte.

La página web

Como cada año hemos continuado con nuestro compromiso de compartir dos artículos al mes como mínimo con vosotrxs.

Los artículos escritos en 2019 que están en el top 5 de visitas son:

Como siempre, gracias por acompañarnos, alegrarte por nuestros proyectos, confiar en nosotras y recomendarnos a las personas que quieres o venir tu mismx a la clínica para superar o prevenir problemas.

El equipo de la clínica:
Begoña Albalat
Begoña Peraita
Laura Justo

Cómo complicarte la vida

Hoy vamos a contarte cómo complicarte la vida.

La felicidad es esa eterna incógnita que todxs queremos descifrar para poder alcanzar.

¿En qué consiste? ¿Es saludable pretender permanecer siempre en un estado de felicidad permanente o también es importante sentirnos infelices?

La respuesta a la primera pregunta es difícil. Nadie se pone de acuerdo, pues no hay una única respuesta más allá de la consideración de que la felicidad no es algo permanente ni objetivo.

Lo que le proporciona felicidad a unxs no se lo proporciona a otrxs e incluso lo que te proporciona la felicidad hoy quizá mañana no lo haga.

Respecto a la segunda cuestión da igual la respuesta, porque sea o no sea importante sentirnos infelices, lo vamos a ser en numerosas ocasiones. La vida lleva su propio camino y no siempre estará de nuestro lado hagamos o que hagamos. La vida es imperfecta y así está bien, para qué querer que sea perfecta si no lo vamos a poder conseguir.

Es posible y a veces paradójicamente es así que empeñándonos en hacer lo que no nos deja ser felices encontramos lo que sí lo hace. Así que aquí os dejamos algunos tips para empezar a practicar y aprender cómo complicarte la vida haciendo todo aquello que no hay que hacer.

Tips para complicarte la vida:

  • Mantente siempre firme en tus convicciones. No cambies nunca de opinión pase lo que pase. Si además insistes y discutes para que lxs demás cambién la suya y acojan la tuya mejor todavía.
  • Reconoce que siempre lo que tuviste es mejor de lo que tienes y que «cualquier tiempo pasado fue mejor»
  • Resígnate. Piensa que el destino está marcado y que poco o nada podemos hacer para cambiar las cosas que nos pasan. Así tiene que ser, todo pasa por algo.
  • Compara tu vida constantemente con la de los otrxs pero solo con los que consideras mejores que tú y  valórala según sus éxitos o fracasos.
  • Si encuentras alguien con quien iniciar una relación amorosa abandona tu vida y vuélcate 100% en la relación, piensa que a partir de ahora tu felicidad dependerá  de esta relación ya que todxs necesitamos una pareja para ser felices y tú ya la has encontrado.
  • Quéjate constantemente, ¡faltaría más! 
  • No olvides que siempre la insistencia garantiza el éxito ya que querer es poder. 
  • Si alguien te quiere a su lado que se lo curre porque esto es lo que hay «yo soy así y al que no le guste que arree»
  • Si te sientes mal es que algo estas haciendo mal por lo tanto no te mereces sentirte bien, así que machácate como si no hubiera un mañana.
  • Nunca puntos medios o caminos alternativos ¡a por los extremos siempre! Las cosas o están bien o están mal, o lo tomas o lo dejas y punto y pelota.  
  • Dramatiza. Todo es un horror, el mundo, la gente, tu vida …
  • Aférrate a una única solución o respuesta. Si algo funcionó en el pasado tiene que funcionar ahora y siempre. Tienes garantizada la sensación de incapacidad, incompetencia y de no haber hecho lo suficiente.
  • Haz caso a todo lo que los demás opinen, de ti o de lo que sea. Es absolutamente necesario tenerlo en cuenta.
  • No agradezcas, la gente si te da algo es porque quiere así que para qué y, por supuesto, no pidas nunca perdón. Lo hecho, hecho está .
  • No pidas ayuda y no confíes en nadie. Lo primero es debilidad y lo segundo es imposible, la gente siempre acabará  traicionándote. Ahí queda eso.
  • Piensa que necesitas muchas cosas para ser feliz. Amigxs, una carrera, estar delgadx, saber idiomas, viajar, una mascota, pareja, trabajo, hijxs…sino lo consigues mal vas.
  • Si deseas mucho algo seguro que lo consigues. Empéñate con todas tus fuerzas. Si alguien puede tú también puedes.
  • Procura enfocarte siempre en el resultado final de todo lo que haces no en el “ ir llegando” o en el trayecto. Así si no salen las cosas como quieres la frustración será un hecho ya que el esfuerzo no habrá merecido la pena en absoluto.
  • ¡Ah! y por último, casi se nos olvida. Preocuparte por todo es lo mejor que puedes hacer. Preocuparse es bueno y casi seguro que si lo haces acaba sucediendo lo que tanto te preocupa y así podrás confirmar que tenías razón y seguir preocupándote.

Seguro que encuentras muchas más maneras de hacerlo, todxs somos bastante habilidosos en complicarnos la vida.

Pero lo que esta claro es que seremos felices si hacemos cosas que nos hagan ser felices. Así de fácil, aunque a veces no nos salgan bien, no nos apetezca o nos cueste hacerlas. Poco a poco .

“Ser feliz no es hacer siempre lo que se quiere sino querer siempre lo que se hace”

Leon Tolstoi

Si te ha gustado este artículo también te puede interesar:

¿Es bueno ir a terapia?

Muchas personas se preguntan si es bueno ir a terapia. Es normal que esa pregunta aparezca sobretodo cuando alguien no ha ido nunca y sobretodo porque existen un montón de falsos mitos sobre ella.

Ir a terapia tiene muchas cosas positivas cuando es el momento adecuado y la persona que acude quiere recibir la ayuda.

Sabemos que la OMS lo recomienda y sabemos toda la teoría que la avala pero… ¿Y la gente? ¿Qué piensa la gente que ha ido a terapia sobre ello?

Para poder hablar sobre lo bueno que tiene el ir a terapia hicimos esta pregunta en Instagram:

Y nos llegaron muchas respuestas de las cuales hemos elegido algunas y las vamos comentando:

  • Es difícil reconocer que a veces uno no tiene ganas de seguir viviendo. Pero como hemos comentado muchas veces, tu psicólogx nunca va a juzgarte sino a ayudarte.

  • Es una forma de aprender sobre ti y sobre cómo gestionar tus pensamientos negativos.

  • Desde el primer momento tener la sensación de sentirte comprendidx.

  • El duelo es algo saludable mentalmente y que hay que pasar ante una pérdida, la terapia te ayuda a que no se convierta en un duelo patológico.

  • Conocer y reconocer las emociones y gestionarlas sin miedo.

  • Crecer desde la tranquilidad y sentirte bien contigo.

  • El autocontrol emocional en situaciones complicadas.

  • Empatizar y no herir a las personas de alrededor.

  • Sentir que puedes contar todo sin ser juzgadx, saber que lo que te pasa es normal y le pasa a mucha gente. Además de saber que se puede solucionar.

  • Mejorar la autoestima.

  • Pasar tiempo aprendiendo cosas sobre ti mismx. Saber que puedes conocerte y además quererte.

  • Saber decir que no, saber alejarte sin sentirte mal. Pensar en ti y no únicamente en lxs demás.

  • No bloquearte en una única opción, saber desbloquearte y tomar decisiones.

Toda una lección de superación.

Algunas de las personas que participaron han sido pacientes nuestras pero otras no. Lo importante no es qué psicólogx eliges sino porqué eliges hacer terapia, saber que es algo bueno para ti y saber que te va a ayudar.

Ningún psicólogx te juzga, ni te da consejos sobre qué hacer. La terapia es un recorrido juntxs para mejorar tu vida.

Si te ha interesado este artículo quizá también te interese este otro:

Abuelos y nietos

Hoy vamos a hablar de la importancia de la relación entre abuelos y nietos.

Una relación que por el ritmo de vida de ahora y padres y madres sin tiempo libre, se ha convertido casi en una relación de atención y cuidado pero que en su pura esencia tiene mucho que enseñar a lxs más pequeñxs.

En nuestros psicodiccionario tenemos definida la palabra abuelxs:

ABUELXS

Los abuelxs son los padres/madres de nuestrxs padres/madres.

Ser abuelx, no se elige. Te viene dado.

Pero, puedes escoger qué tipo de abuelx quieres ser. 

Que sea distinto a lo que se espera de ti, no significa que estés equivocadx o que no quieras a tus nietxs.

Tú decides.

Y es que ser abuelx es ser muchas cosas.

Abuelos y nietos ¿Qué cosas positivas aportan lxs abuelxs a sus nietxs?

  • Relacionarse con personas mayores les enseña sobre la vida y el ciclo vital.
  • El ritmo es diferente y les aportan tranquilidad. Lxs niñxs están más tranquilxs porque tienen que hacer las cosas más despacio.
abuelos y nietos
  • Saber escuchar. Esperar y escuchar a una persona mayor les enseñará muchas lecciones.
  • Respetar a las personas mayores y entender que saben más sobre la vida.
  • Pasar tiempo libres de tecnología.

  • Entender la vejez.
  • Entender la muerte.
  • Entender el cambio que experimenta el cuerpo humano con el paso del tiempo.
  • La historia en primera persona. El hecho de que hace años las cosas eran diferentes y que hay cosas que cambian de manera constante.
  • Saber que se puede seguir aprendiendo a cualquier edad.
  • Conocer la historia de su familia y saber que sus padres/madres también fueron niñxs.

Además de dosis enormes de cariño incondicional por ambas partes.

Guarderías en residencias de mayores.

¿Y aquellos que podrían ser bisabuelos?

En España ya existen guarderías integradas en el mismo edificio que residencias de mayores.

Algo que empezó en países nórdicos y que une de manera estructural y a efectos prácticos la experiencia de los más mayores con la alegría y la energía de los más pequeños (0 a 3 años).

Monitores especializadxs les acompañan en el tiempo que comparten juntxs para que sea un espacio de aprendizaje y respeto mutuo.

¿Tengo Ecoansiedad?

¿Qué es y cómo sé si tengo Ecoansiedad?

El otro día escuché este término en un telediario.  

Lo definían como «Miedo crónico al desastre medioambiental». 

La verdad es que no sé porque pero me resulto curiosa la palabra, la unión de «ansiedad» con «eco». Pensé que era un término que se entendía bien y también, una vez más, confirmé la necesidad que tenemos los seres humanos de clasificar las cosas y darles nombre.

Es lógico que necesitemos términos como «Ecoansiedad», ya que al poner nombre a las cosas les damos vida propia distinguiéndolas de las demás y conseguimos que al oír ese nombre podamos ir mentalmente ahí, pensar sobre ello, opinar.

Como le hemos dado un nombre a ese «miedo al desastre medio ambiental» ya podemos hacernos la pregunta:

¿Tengo ecoansiedad o no tengo? 

Antes de seguir  hay algo que me gustaría aclarar. El miedo no puede ser crónico. Puede ser recurrente, intenso, frecuente pero no crónico. Así que… ¡Que no cunda el pánico!

Ante las consecuencias que ya estamos viviendo del cambio climático, es normal que estemos preocupadxs.

Por un lado, es algo que nos afecta a todxs, por otro, el hecho de no saber muy bien qué hacer más allá de no comprar plásticos o comer menos carne. También preocupa cómo debemos llevar eso a cabo sin que afecte a nuestra salud, economía o logística familiar .

Es normal que esta preocupación aumente cuando estamos hablando o leyendo sobre el tema o cuando alguien nos mire mal por creer que estamos haciendo algo inadecuado. También cuando lo sintamos o lo hagamos, como por ejemplo se me ocurre, seguir comprando agua embotellada en envases de plástico. 

Nos podemos sentir incómodxs e irresponsables. Ambas emociones que solemos clasificar como negativas (no nos gusta sentirnos así) pero ambas diferentes a la ansiedad. 

Esas emociones podemos utilizarlas a nuestro favor cuando al sentirlas nos provocan la necesidad de informarnos y tomar decisiones sobre qué podemos hacer al respecto.

Pero ya no lo es cuando se elevan a la categoría de ansiedad. Ya que empezamos a sentirnos muy mal al pensar que el desastre es inevitable y que estamos condenadxs irremediablemente.

Nos  sentiremos indefensxs e impotentes y pensaremos llenos de tristeza culpa o rabia que no hay nada que podamos hacer. Y no lo haremos.

La ansiedad nos paraliza.

Nos mantenemos indiferentes porque pensamos que  lo que nosotrxs  hagamos  no va a salvar el planeta. Pero no es así. 

Los grandes cambios empiezan por pequeños movimientos, como en el efecto mariposa.

El leve aleteo de las alas de una mariposa, se puede sentir al otro lado del mundo, algo influye en  algo y ese algo en otro algo y en otro y de  repente, algo cambia.

Porque ¿Si esta situación la hemos provocado todxs nosotrxs con nuestra forma de vida y con la manera en que hemos utilizado los recursos, no sería  lógico pensar que si cambiamos nuestra forma de vida  también cambiará el impacto que esta provoque en el medio ambiente?

y…

¿Seremos capaces de adaptarnos a vivir de otra manera ? 

Y la respuesta es SÍ

Sí, poco a poco. 

Sí nos adaptaremos. 

Luego nuestra  propuesta como antídoto contra la ecoansiedad es: 

  • Dejar de enfocar en lo que hacemos mal y en su lugar hacer  algo. Aunque sean en apariencia  pequeñas cosas.
  • Abrirnos  a la posibilidad de tener una vida menos cómoda, tal y como la concebimos ahora, para comprobar sin que nadie nos lo diga si en realidad es así para nosotros o no lo es.

Consumir menos carne y más verduras , llevar al gimnasio una botella reutilizaba para el agua, acordarnos de llevar las bolsas que ya tenemos cuando vayamos a comprar para no tener que pedir más, comprar menos ropa, caminar más,  usar menos el aire acondicionado o la calefacción , fabricar menos basura…

Busca tu manera y bye bye ecoansiedad.

 

¿Qué es el Pescao?

¿Qué es el Pescao?

Para comprender qué es el pescao hay que saber primero que es el cannabis.

El cannabis es una planta. En esta planta podemos encontrar subtipos con más o menos cantidad de THC (tetrahidrocannabinol: principal constituyente psicoactivo del cannabis).

El THC tiene un efecto directo sobre el Sistema Nervioso Central. Provocando a veces relajación, a veces euforia, y en algunos casos ansiedad o pánico.

¿Qué tiene que ver esto con el Pescao?

El Pescao es cannabis sintético. Eso significa que no se extrae de una planta sino que se ha elaborado artificialmente. Pero se adhiere también a los receptores de cannabinoides del cerebro.

El problema es que aunque trata de imitar el efecto de la Marihuana la realidad es otra. Tiene un efecto diferente y muy peligroso. Y el hecho de que se considere un tipo de cannabis sintético lleva a confusión y a confiarse cuando alguien ya ha consumido cannabis.

De todos sus efectos uno de los que más preocupan son los efectos psicóticos por los cuales la persona que los consume puede experimentar alucinaciones y paranoia que pueden poner en riesgo su integridad física.

¿Qué otros efectos puede tener?

  • Alteración en la capacidad de toma de decisiones
  • Alteración en la percepción de estímulos externos
  • Alteración del estado de ánimo: ansiedad, ira, depresión, tristeza.
  • Pensamientos suicidas
  • Agresividad

¿Quién es más vulnerable ante este tipo de droga?

Las personas jóvenes dado que es una droga no demasiado cara y además se consume de la misma manera que la marihuana, fumándola o de manera líquida dentro del vapeador.

Esto puede hacer que la subestimen y no piensen en las graves consecuencias que puede provocar.

¿Qué hacer si la he consumido y me encuentro mal?

En este caso pide ayuda a emergencias llamando al 112.


Si te ha interesado este artículo quizá también te interese:

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son las preguntas frecuentes que la gente suele hacer al psicólogo /a?

Hoy vamos a hacer una recopilación de las preguntas que más nos suelen hacer a nosotras cuando alguien llama para pedir cita o en la primera sesión.

En algunos casos las respuestas estarán en un artículo anterior así que os dejaremos el link directo.

Preguntas frecuentes al psicólogo /a:

¿Cuál es la diferencia entre psicología y psiquiatría?
Lo fundamental y lo que sirve para comprender la diferencia es que la psiquiatría es una especialización médica y la psicología es una disciplina diferente a la medicina. A efectos prácticos para lxs pacientes el tratamiento en psiquiatría es medicación y el tratamiento psicológico es terapia.

¿Hay trabajo conjunto entre psiquiatría y psicología?
En el caso de que sea necesario sí. Lo normal es que siempre exista una colaboración con un profesional del otro campo por si fuera necesario.

¿La psicología es una disciplina científica?
Sí. La terapia cognitivo-conductual está avalada científicamente.

¿Cómo sé si necesito terapia?
Si estás pasando un mal momento en tu vida y sientes que te está costando identificar o gestionar tus emociones.
También de manera preventiva, si vas a tener cambios vitales y quieres estar preparadx para ellos.

¿Con qué frecuencia son las sesiones?
Normalmente 1 vez a la semana.

¿Qué es la terapia con realidad virtual y qué problemas se tratan?

¿La terapia puede mejorar mi autoestima?
Es una de las razones principales por las que la gente viene a terapia.

¿Cuáles son las razones por las que la gente suele ir a terapia?
Cada persona es diferente y cada una de estas cosas que vamos a mencionar se expresa de manera distinta en cada persona. Pero digamos que las razones principales suelen ser:

¿Lxs niñxs y adolescentes también van a terapia?
Por supuesto. Todas las personas pueden ir a terapia. Porque a cualquier edad sentimos emociones.

¿Se puede hacer terapia con una app o por correo?
No. No se puede hacer una buena evaluación por medio de texto en lugar de tener a la persona delante.

¿Se puede hacer terapia por Skype?
Sí. Se puede hacer terapia por vídeo llamada. Es algo frecuente que la gente que vive en otros países busque a profesionales de su misma cultura e idioma y esto lo facilita internet. Nosotras hemos tenido pacientes de cuatro continentes.

¿Cuánto dura la terapia?
Depende de cada caso pero en problemas de ansiedad, que suelen ser los más frecuentes, la media se sitúa entre 12 y 15 sesiones.

¿La hipnosis funciona?
Sobre este tema tenemos un artículo concreto:

¿Qué es la terapia cognitivo-conductual y en qué se diferencia de los otros tipos de terapia?

¿La terapia de pareja es conjunta?
Normalmente la primera sesión lo es. El resto de sesiones suelen ser por separado.

¿La terapia consiste en ser más positivo?
No. Esto puede ser una consecuencia de haber hecho terapia porque te encuentras mejor. Pero hacer terapia no es forzar a pensar en positivo.

Esperamos que esta información os sirva.

Igualmente siempre que tengáis dudas podéis poneros en contacto con nosotras por correo, WhatsApp o teléfono. Os atenderá Laura y ella resolverá vuestras dudas en la medida de lo posible.

preguntas frecuentes psicólogo.