¿Tienen solución los celos?

Los celos siempre han estado rodeados de varios falsos mitos, este es uno de los grandes problemas a la hora de ponerles solución, a veces las parejas no los ven como un problema.

 

Tiene celos porque me quiere, si no tuviera algo de celos pensaría que pasa de mi.

 

La realidad es que LOS CELOS NO SON UNA CONSECUENCIA DEL AMOR en ningún caso. Querer a alguien no implica en absoluto ser celoso ni experimentar celos en ninguna ocasión.

 

Como cualquier otra conducta humana, la conducta que tiene una persona celosa se mantiene por un sistema de refuerzo.

El refuerzo es algo de lo que ya hemos hablado en alguna otra ocasión, consiste en obtener algo positivo  o  liberarnos de algo negativo al emitir una conducta.

Veamos como funciona esto en un caso de celos:

María ha salido con sus amigas de la facultad porque esta semana ha sido su cumpleaños y le apetecía especialmente celebrarlo con ellas. Jorge, su novio, se ha quedado en casa y mientras la espera le empiezan a invadir de forma involuntaria un montón de pensamientos que le preocupan: «¿Y si conoce a alguien?, ¿estará bailando con algún chico?, seguro que alguno le pide el número porque iba muy guapa cuando se ha ido…» 

Todos estos pensamientos le impiden dormir bien y a lo largo de la noche se despierta varias veces y mira el móvil para ver si ella está en línea. Le cuesta mucho contenerse pero consigue aguantar hasta que ella llega sin enviarle ningún mensaje. 

Cuando María llega Jorge le pregunta cómo lo ha pasado y en ese momento no puede evitar preguntarle si algún chico se le ha acercado para bailar con ella o pedirle su número. Ella lo niega y él se queda más tranquilo.

 

Jorge ha experimentado los celos como una vivencia angustiosa y que le ha mantenido ansioso y sin poder dormir, sin embargo María no ha podido evitar pensar que era algo tierno y una demostración de amor que él le hiciera esas preguntas.

Estos celos además han sido reforzados por María porque al decirle que no y tranquilizar a Jorge ha hecho que la conducta de preguntar sea tranquilizante lo que seguramente provocará que esta conducta se repita y aumente en las próximas ocasiones.

En el caso de esta pareja Jorge ha sido en gran medida capaz de controlarse pero eso también le ha llevado a sufrir mucho y no dormir bien, por lo que aunque esta conducta todavía no está perjudicando a la pareja de momento sí le está perjudicando a él individualmente.

¿Cómo distinguir los celos controlados de los celos no controlados?

Es difícil controlar que un pensamiento aparezca pero sí podemos controlar cómo nos afecta. Si a pesar de que aparece el pensamiento somos capaces de racionalizarlo y no conlleva ninguna consecuencia emocional ¡enhorabuena, estamos controlando los celos!.

Si por el contrario cuando el pensamiento aparece nos invade, se repite en nuestra cabeza y nos provoca emociones negativas descontroladas o conductas que no deseamos, estamos perdiendo el control sobre los celos.

 

Pero que no cunda el pánico, los celos pueden aprender a controlarse en terapia mejorando así la calidad de vida individual y también la calidad de la relación de pareja.

 

 

Si has identificado en ti o en tu pareja un problema de celos, no dudes en ponerle solución antes de que vaya en aumento.

 

Publicado por

Psicóloga de Valencia

¿Buscas un psicólogo en Valencia? Somos dos psicólogas, Begoña Albalat y Begoña Peraita, trabajamos en Valencia, concretamente en nuestra clínica en Blasco Ibañez 26. Llámanos para cualquier duda que tengas o para obtener cualquier información adicional que no encuentres en la página web. Te atenderá Laura en el 647068692

Un comentario sobre “¿Tienen solución los celos?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.