8 pruebas de que tienes una buena autoestima

Como ya sabrás, la autoestima es la capacidad de quererse a uno mismo conociendo las propias virtudes y limitaciones. Pero esta definición se nos queda algo ambigua a la hora de auto-evaluar si tenemos o no una buena autoestima. Como siempre digo, la mejor manera de saberlo es traducirlo a conductas.

 

1. HACES COSAS NUEVAS

Las personas que tienen una buena autoestima son capaces de empezar solas nuevos proyectos.

Tienes ideas y además las llevas a cabo porque confías en que serás capaz de terminar aquello que empiezas con éxito.

2. ERES INDEPENDIENTE Y NO TE COMPARAS

Esto no quiere decir que seas poco sociable, quiere decir que no necesitas a los demás.

Tienes relaciones sociales porque te resultan satisfactorias, porque quieres a esas personas o porque te llevas bien pero no porque sepas estar solo/a o tengas miedo a la soledad.

Además a la hora de evaluarte no te comparas con los/as demás.

3. SIN MIEDO AL FRACASO

Fracasas tantas veces como cualquiera pero no te asusta equivocarte. Eres consciente de que algunas cosas no se te dan tan  bien como otras pero eso no te impide emprender un camino difícil porque equivocarte y fracasar en tu propósito no te asusta porque no afecta a tu manera de verte a si mismo/a.

4. NO TE AUTO-CASTIGAS

Cuando fallas, cuando te equivocas…no tienes pensamientos tipo: “Ha sido mi culpa”, “debería haber hecho esto otro”, “siempre lo hago todo mal”…

Por el contrario eres alguien que busca soluciones cuando las hay y que aprende de los errores cuando no tienen solución.

5. RESPETAS 

Respetas a los demás porque sus opiniones y sus argumentos no te afectan a nivel personal. Cuando alguien te discute una opinión no lo tomas como un ataque a tu persona porque el hecho de no tener razón no afecta a tu autoestima. Sabes que hay veces que te equivocas y no tienes problemas en reconocer que los demás tenían razón cuando realmente es así.

6. APOYAS A LOS DEMÁS Y LOS ANIMAS SIN HACERLES DEPENDIENTES

Acompañas a los demás en sus proyectos animándolos pero no haces que te necesiten. Enseñas lo que sabes para que los demás lo apliquen porque no te hace falta sentirte necesitado para estar seguro de que las personas que te rodean te quieren.

Tampoco en lo laboral necesitas sentirte por encima de los demás para estar seguro del valor que tiene tu trabajo.

7. DISFRUTAS DE LOS ÉXITOS AJENOS

No eres celoso/a. Que las personas a las que quieres consigan lo que se proponen te alegra y te hace sentir orgulloso.

Aunque esa persona que quieras compitiera contigo en conseguir esa meta final tienes la capacidad de alegrarte por él/ella aunque a la vez reconozcas que te habría gustado ser tú quien consiguiera el éxito. Como hemos dicho antes, intentas mejorar y pulir los errores para la próxima vez. Incluso le pides ayuda a esa persona que sí consiguió llegar a lo que tú deseas.

8. NO TE AVERGÜENZAS CUANDO TE EQUIVOCAS EN PÚBLICO

Cuando dices o haces algo en público que está fuera de lugar o que podría resultar vergonzoso no te avergüenzas y tampoco defiendes lo indefendible para no quedar en evidencia.

Eres capaz de reírte de ti mismo sin problemas y de permitir que los demás lo hagan cuando la situación ha resultado ser cómica sin que eso te ofenda.

 

 

En el caso de que veas que tu autoestima todavía está por mejorar, no dudes en pedir ayuda a un profesional, recuerda: todo lo aprendido se desaprende y podemos aprender algo nuevo.

 

Si te ha gustado este artículo también podría interesarte: http://www.psicologadevalencia.es/personas-triunfadoras/