Hipocondría

 

Ten cuidado con la lectura de libros de salud. Podrías morir de un error.

Mark Twain

 

Los pensamientos hipocondríacos son unos de los pensamientos de ansiedad que más angustia producen. Se trata de interpretaciones que la persona hace sobre lo que está sintiendo a nivel físico. Pero es un verdadero círculo vicioso dado que muchas veces la propia ansiedad genera dichas dolencias físicas que a la vez hacen aparecer los pensamientos que provocan más ansiedad.

Además a veces aparecen con simplemente oír hablar de determinada enfermedad o conocer el caso de alguien que padece una enfermedad concreta.

 

Imagina esta situación:

Pablo se ha levantado especialmente cansado y con mucho dolor de cabeza, son las 9 de la mañana y está con muchísima ansiedad debatiéndose entre ir a trabajar o ir al hospital porque no deja de pensar en la posibilidad de que ese dolor de cabeza sea un tumor cerebral y que si lo es y no hace nada al respecto eso puede ser fatal. Por otra parte su pareja le ha dicho que seguro que no es nada, que a menudo tiene dolores de cabeza y le ha recordado que cuando fueron al médico el año pasado le dijo que eso era normal cuando uno tiene mucho estrés en el trabajo. Finalmente y tras hablar un largo rato con su pareja sobre el tema se queda más tranquilo y acude a trabajar aunque pasa el día pensando en eso y esperando a ver si el dolor vuelve a aparecer.

 

Esta sería una situación típica de pensamientos de este tipo y también de la forma como suelen reducirse y bajar la ansiedad. Normalmente cuando un pensamiento así aparece uno busca la seguridad de las personas que conoce y en las que confía, que le restan importancia y que hacen que se relaje, incluso en muchas ocasiones recurren a su médico para que les tranquilice pero el problema de eso es que en realidad la persona no está aprendiendo a controlar los pensamientos y depende de otras personas para conseguir tranquilizarse y siempre es a corto plazo porque el pensamiento siempre vuelve.

 

También a veces se da la situación de que las personas de alrededor se cansan y resultan algo agresivas en sus respuestas o bien se ríen de lo que la persona dice. Estas situaciones hacen que se sienta incomprendido/a y poco apoyado/a.

 

Otra forma de buscar la tranquilidad es internet, pero esto suele llevar a más ansiedad porque generalmente escribir en un buscador cualquier sintomatología es exponerse a encontrar cualquier respuesta que ha escrito cualquier persona quizá sin ninguna formación.

 

 

La terapia cognitivo- conductual ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de la hipocondría por lo que si estás en esta situación o conoces a alguien en esta situación acudir a un psicólogo cognitivo-conductual es la solución a largo plazo de ese problema que te está produciendo tanta ansiedad.

Publicado por

Psicóloga de Valencia

¿Buscas un psicólogo en Valencia? Somos dos psicólogas, Begoña Albalat y Begoña Peraita, trabajamos en Valencia, concretamente en nuestra clínica en Blasco Ibañez 26. Llámanos para cualquier duda que tengas o para obtener cualquier información adicional que no encuentres en la página web. Te atenderá Laura en el 647068692

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.