Quizá tienes FOMO y no lo sabes.

¿Qué es FOMO?

Hace poco añadimos estas siglas a nuestro psicodiccionario.

Y las definíamos de la siguiente manera:

FOMO = “Fear Of Missing Out” = Sensación de miedo y angustia que sentimos al pensar que nos estamos perdiendo algo que está ocurriendo en redes.
Si pasa algo importante, por ejemplo, si mis amigxs hacen algo (o no solo mis amigxs, también cualquier persona conocida o no), y yo no me entero, me quedaré fuera y perderé la oportunidad de salir o de que mi vida sea igual de interesante que la de las demás personas. Y eso no me gusta. ¿Qué puedo hacer entonces? Estar conectadx cuanto más mejor, para que no se me escape nada. Pero cuanto más conectado estés más FOMO sentirás. El mundo virtual no se puede abarcar, nunca descansa y no es real. Son las redes, nada más. En la vida no te pierdes nada. Vives.

Mucha gente viene a terapia pensando que tiene problemas de adicción al móvil, insomnio u otros problemas y en realidad lo que le pasa es esto. Vivimos tan conectadxs a esa no-realidad paralela que siempre tenemos la sensación de que a las demás personas les están pasando cosas constantemente.

Esta sensación puede llevar a muchos problemas distintos, desde problemas de autoestima hasta adicciones tecnológicas, pero también es muy frecuente encontrarnos con problemas derivados de ese miedo a estar perdiéndonos cosas, que las redes nunca duermen.

¿Cómo identificar si tengo FOMO?

  • Tus razones para meterte en RRSS son básicamente ver qué están haciendo las demás personas.
  • Si ves una notificación en una red social no puedes esperar para consultarla, lo haces siempre de inmediato aunque estés haciendo otras cosas.
  • Crees que las demás personas tienen una vida más interesante que la tuya y como prueba te basas únicamente en las cosas que ves en las RRSS.
  • A veces pasas noches sin dormir o te duermes muy tarde solo por ver RRSS.
  • No te sientes capaz de pasar un día entero sin mirar tus RRSS (incluida WhatsApp)

¿Qué hacer para no sentir FOMO?

Utilizar las RRSS para ver qué hacen las demás personas no está mal. Es uno de sus usos principales y no es malo siempre y cuando no se invierta demasiado tiempo al día. Una forma de saber si es demasiado tiempo es tener en cuenta cuánto tiempo libre tienes y ver que no sea un porcentaje más alto que otras actividades de ocio.

  • Intenta calcular cuánto tiempo inviertes en RRSS solo para ver qué hacen lxs demás. Y ve reduciendo ese tiempo progresivamente. Hay teléfonos móviles que ya te dicen cuánto tiempo pasas en cada aplicación al día.
  • Aunque tengas ganas de meterte en RRSS si ya has sobrepasado el tiempo que te propongas intenta hacer otra cosa que te divierta.
  • Cuando pienses que te estás perdiendo algo intenta cambiar ese pensamiento dado que en realidad no estás perdiéndote nada, estás eligiendo hacer otras cosas.
  • Si te preocupa que pueda estar pasando algo malo a alguien y que no lo sepas ten en cuenta que esas personas podrían llamarte por teléfono.


¡Bienvenido 2019!

Como cada año empezamos con esta entrada en el blog, despidiendo el año anterior, un 2018 increíble de crecimiento laboral y de nuevas experiencias. Hacemos un balance de las cosas que hemos ido cambiando y los progresos que hemos hecho como clínica y este año también tenemos cosas que contaros.

El trabajo de la clínica.

Es nuestro trabajo principal, al que dedicamos más tiempo y el que nos inspira para hacer más cosas.

Cada vez más de vosotrxs venís recomendadxs por otras personas y eso es algo que nos llena mucho.

Continuamos nuestro compromiso de constancia y dedicación a la psicología de una manera individualizada en cada paciente y atendiendo a las necesidades de cada una de las personas que vienen.

Por eso cada caso es único.

Prensa.

Seguimos colaborando con la prensa con temas variados y actuales. Porque una de las cosas más importantes para desarrollar adecuadamente nuestra profesión es mantenernos al día.

Prensa

Colaboración la Universidad Internacional de Valencia (VIU)

Iniciamos un camino con la Universidad Internacional de Valencia (VIU) de colaboración externa.

Quien nos conoce sabe cuánto nos interesa la formación y cómo nos gusta asistir a congresos donde aprendemos y enseñamos.

Con la VIU además también compartimos su visión hacia el futuro de una universidad que imparte sus clases a distancia.

Estuvimos también en el I Congreso de Psicología de la Salud hablando sobre la Realidad Virtual aplicada como herramienta en la fobia específica a volar.

Redes sociales.

Dedicar mucho trabajo a la clínica nos quita tiempo para las RRSS pero lo cierto es que siempre que podemos os hacemos partícipes de todo lo que va sucediendo.

Nuestro canal de Youtube, donde podéis encontrar variedad de vídeos sobre diferentes temas. ( https://www.youtube.com/results?search_query=begoña+albalat+begoña+peraita+valencia )

Aquí un ejemplo:

En Facebook (@PsicologaDeValencia) donde compartimos nuestros artículos de la página web y los podcast de la radio.

Y en Instagram (https://www.instagram.com/psicologadevalencia/)  donde subimos encuestas, imágenes y mucho más.

La página web.

Es una muestra de nuestra esencia. Aquí puedes encontrar como somos, cuál es nuestra manera de trabajar, qué temas tratamos, etc.

Pinchando en el buscador puedes escribir la palabra que quieras y saldrán los artículos que hemos escrito sobre ello.

Cada mes intentamos incorporar al menos dos entradas en el blog aunque como decíamos al principio siempre nuestra prioridad es la terapia y por eso a veces podéis ver que únicamente subimos una.

Vuestra opinión nos importa por eso dejamos al final de cada artículo un espacio para comentarios e incluso os invitamos a escribir sugerencias sobre temas que os gustaría leer.

Estas son algunas de las entradas al blog más visitadas este 2018.

Generación millennial

¿Cómo es la primera sesión de terapia? Mitos sobre la primera sesión de terapia.

¿Cómo hablar de la muerte con los niños?

¿Qué decir y qué no decir a una mujer que acaba de dar a luz?

Este año 2019 seguiremos escribiendo para que siempre podáis encontrar información veraz y sobre temas variados en nuestra página web.

Gracias por acompañarnos un año más. Bienvenido 2019.

Recopilación de artículos de navidad

Hoy os dejamos una recopilación de todos los artículos que podéis encontrar en nuestra página web con temática “Navidad”.

Desde alimentación hasta cuántos regalos son adecuados para lxs niñxs.  

Día internacional contra la Violencia de Género

Violencia de género 

Hay amores peligrosos.

Es extraño leer estas dos palabras juntas: amor y peligro. Pero hay relaciones que tienen esos dos componentes, por extraño que parezca.

Estos amores peligrosos hacen daño físicamente, afectivamente, sexualmente, socialmente, económicamente, psicológicamente…

Y a veces matan. Matan en nombre del amor.

Del amor mal entendido, del amor entendido bajo los supuestos de los mitos del amor romántico y de la ideología machista.

Mitos del amor romántico

¿Cómo detectarlos? Estas son algunas formas de expresarlos:

  • Si nos queremos, ya no hace falta nada más. Eso es lo importante, los cimientos, una buena base.
  • Si nos queremos mucho mucho, seremos invencibles, nada ni nadie podrá con nuestra relación.
  • Nadie entiende lo que sentimos.
  • A tus padres les caigo mal, por eso quieren que lo dejemos.
  • Necesito sentir  que me quieres en todo momento, demuéstramelo.
  • Si no te tuviera conmigo, no sé lo que pasaría, si me quedara solo no lo soportaría, me volvería loco, no quiero ni imaginarlo.
  • Si no fuese contigo no sería con nadie, lo sé, así lo siento.
  • No me falles cariño. Haz todo por mi.
  • Tú eres distinta a todas, eres mía, mi pequeña.
  • Si alguna vez me enfado o me pongo celoso, cariño, es porque te quiero, te quiero con locura, y no quiero que te miren, todos los hombres buscan lo mismo, yo te protegeré.
  • Yo se lo que tu quieres, lo que te gusta, pídeme lo que quieras, nadie te querrá nunca como yo.
  • Somos distintos, pero los polos opuestos se atraen, se completan y tu me completas.
  • La confianza, la sinceridad, el respeto eso es lo importante, contárnoslo todo, sin secretos, sin engaños.
  • Solos tú y yo, no necesitamos a nadie más.”

“Cuando sales por la puerta 

Pienso que no vuelves nunca

Y si no te agarro fuerte 

Siento que será mi culpa”

(Rosalía , “Malamente”)

+

Ideología machista

“No sé lo que pasa pero mi relación no va bien. Siempre esta malhumorado”

“Apenas hablamos, tengo que pensar mejor  lo que digo, o las fotos que subo, o lo que me pongo, hay algo que no hago bien”

“Me siento sola, tonta a veces, aunque sé que no tengo motivos, estoy con él y debiera ser suficiente”

“No sé cómo hacer para que vuelva a ser como antes, siento que no lo comprendo, que haga lo que haga no acierto, no consigo hacerlo feliz”

 

Y átame con tu cabello 

a la esquina de tu cama

que aunque el cabello se rompa 

haré ver que estoy atada

que aunque el cabello se rompa

haré ver que estoy atada”

( Rosalía. “Malamente” )                              

+

Normalización. Aceptación social.

“No te preocupes, pasará”

“Dale tiempo, estará preocupado por algo y no te lo dice”

“Ya sabes lo reservado que es”

“Seguro que se soluciona, ten paciencia, al final sabrás como hacerlo, siempre lo consigues”

“Él te quiere”

“Nos pasa a todas, ya sabes cómo son los hombres”

“Me han  dicho que no hay salida

Por esta calle que voy”

(Rosalía “ Malamente”) 

                                                    

=                                  

Violencia de género

“Me ridiculiza, me critica incluso delante de la gente”

“No me atrevo a opinar de nada, me ignora”

“Se burla de mí. Hace que me ponga celosa y que mire mal a las demás mujeres, me hace sentir muy insegura por eso respecto a mi cuerpo o a mis gustos a la hora de vestir”

“Me culpa a mí de todo lo malo que le pasa”

“Me controla y no se corta, me coge el móvil y entra donde le apetece”

“Es horrible, a veces me insulta y cuando se enfada mucho, tengo miedo, grita y su cara… “

“A veces rompe cosas, o se golpea contra la pared, pero a veces me pega a mí, o me empuja, a veces me pellizca fuerte. Luego quiere que nos perdonemos y tener sexo conmigo”

“Yo no quiero, pero me dice que lo necesita, que soy pareja, y si no me amenaza”

“Cuando le digo que no podemos seguir así me dice que si le dejo, se mata. Que no podría vivir sin mí. También me dice que me va a matar a mí”

 

“Pienso en tu mirá,

tu mirá clavá

es una bala en el pecho”

(Rosalia, Malamente)

¿Qué decir y qué no decir a una mujer que acaba de dar a luz?

Este artículo está escrito en femenino porque incluye el proceso de embarazo y hay un porcentaje muy bajo de población masculina gestante (*hombre gestante) pero es aplicable también para esta población.
*Hombre gestante: hombre transgénero que conserva sus órganos femeninos necesarios para poder gestar y que toma la decisión de hacerlo.

 

Hoy al fin ha llegado el día, tu amiga, prima, hermana… ha dado a luz. Su pareja ha mandado un mensaje diciendo a partir de qué hora podéis acudir las visitas y tienes tantas ganas de conocer a esa pequeña personita que no puedes más.

Te vamos a dar algunos consejos sobre qué decir y qué no decir a una mujer que acaba de dar a luz para ser la mejor visita posible.

 

✅ Antes de llegar pregunta a lxs padres/madres si necesitan algo. Si llevas un regalito es genial pero quizá justo en ese momento les apetezca comer algo o les venga bien que les lleves alguna cosa que hayan podido olvidar como un cargador de móvil, etc.

❌ No hagas fotos al bebé sin pedir permiso y nunca envíes fotos del bebé a otras personas sin preguntar a sus padres/madres.

✅ Nada más llegues acércate primero a lxs padres/madres y sobretodo a la que ha dado a luz. Ten en cuenta que acaba de pasar por uno de los acontecimientos más importantes de su vida. Dale cariño a ella antes de ir hacia el bebé.

❌ Cuando te acerques al bebé hazlo respetando su espacio personal. No se lo quites a quien lo tenga en brazos o no lo saques de la cuna. Recuerda que tiene que descansar, esa pequeña personita también ha pasado por un acontecimiento agotador hace unas horas.

✅ Pregúntale a la madre cómo ha ido el parto, si se encuentra bien o si está cansada. Escucha más y habla menos. Ella seguramente quiera contarte cosas.

 

✅ Sonríe mucho.

❌ Aunque sepas mucho sobre bebés e incluso aunque tengas hijxs, no des consejos. Hazlo únicamente si te los piden pero no digas a lxs padres/madres cómo hacer las cosas si no te han preguntado. Cada bebé lleva sus tiempos.

✅ Si en la habitación hay más de 3 personas ve a la cafetería y vuelve en un rato. Recuerda que lo importante es que la madre descanse y que el/la bebé esté tranquilx.

✅ Si está dando de mamar en ese momento cuando llegas, o si durante el rato que pasas allí lo hace, pregunta si prefiere que salgas en ese momento. Por mucha confianza que tengas con esa persona no es una cuestión de pudor, es una cuestión de que la madre esté en calma y la habitación esté en silencio.

❌ No preguntes por la lactancia o si ya ha conseguido dar pecho. Es un tema que suele ocasionar algo de ansiedad al principio a las madres.

✅ Pasa poco tiempo en la habitación. La visita perfecta dura unos 15 min. Recuerda que mucha gente quiere ir y no es bueno que os juntéis demasiadas personas en la habitación.

✅ Si vas con niñxs pequeñxs explícales antes qué hacer y qué no hacer. Que deben estar en silencio, que tienen que pedir permiso para tocar o besar el bebé, etc.

 

 

 

 

 

¿Mi hijo es superdotado?

Una de las inquietudes de lxs padres y madres al respecto de sus hijxs es la respuesta a esta pregunta:

¿Cómo sé si mi hijo es superdotado?

Y todo parte muchas veces la búsqueda de una explicación a algunos problemas de conducta. Esto es porque se piensa popularmente (y es un falso mito sobre las altas capacidades) que un niñx con altas capacidades es un niñx con problemas de conducta o dificultades para relacionarse con otrxs niñxs o adultxs.

Si bien es cierto que algunos casos puede ser que co-existan ambas cosas, altas capacidades +  problemas de conducta o relación con lxs demás, normalmente no tiene porqué suceder.

¿Debería preocuparme si mi hijo es superdotado?

Cuando se relacionan las altas capacidades con problemas sociales a muchxs padres y madres les asusta pensar que su hijx entre en esta categoría. Pero, como decíamos, es un falso mito el hecho de que las altas capacidades se relacionen con problemas a nivel social o de adaptación.

De hecho una de las características que se pueden dar en un niñx con altas capacidades es la capacidad de liderazgo que dista mucho de lo anterior. Eso facilitaría las relaciones sociales.

Y es que ser superdotado no se trata sólo de un resultado por encima de 130 en un test de Cociente Intelectual (CI) sino mucho más que eso.

Las personas con altas capacidades muestran desde la infancia una sensibilidad emocional excepcionalmente alta pero no por ello una conducta descontrolada. Cuando imaginamos a alguien sintiendo de manera intensa una emoción imaginamos a alguien que la expresa de manera evidente y que se deja llevar por este impulso emocional. Pero no es lo mismo sentir que expresar. Pueden ser personas que sienten emocionalmente con intensidad pero que a su vez saben controlar su expresividad de las emociones para que no les sobrepasen en cualquier situación.

Una preocupación habitual es si lxs niñxs superdotados obtendrán malos resultados académicos “porque se aburren en clase”. Es bueno saber si tenemos ante nosotrxs a una persona con altas capacidades porque eso nos ayudará a ajustar mejor su currículum escolar, pero no porque se aburra, sino porque generalmente aprenden de manera diferente a lxs demás niñxs. Tienen vías de aprendizaje distintas y razones diferentes para aprender. Necesitan sentir más motivación intrínseca.

¿Cómo puedo saber si mi hijo es superdotado?

Para que se den las altas capacidades es necesaria la evaluación de un/a profesional pero los criterios que puedes observar para plantearte si es posible van en la línea de la relación que tiene tu hijx con el mundo que le rodea.

Por ejemplo, si le despiertan curiosidad muchos temas variados y complejos y dedica tiempo a aprender sobre ello. La curiosidad es una característica típica de las personas con altas capacidades. También son personas observadoras porque es una forma de aprender. Si observo y repito, aprendo.

Cuando escuchan una palabra nueva no solo la aprenden y repiten sino que además la utilizan de manera de adecuada incorporándola a su discurso sin que pierda el sentido.

Sorprenden por los pensamientos creativos y poco convencionales que tienen sobre las situaciones. Buscan caminos alternativos para resolver problemas. Además de mucha capacidad de imaginación.

Aitana es la menor de dos hermanas. Siempre ha sido muy creativa y le gusta todo lo relacionado con el arte. Ahora tiene 5 años y le encanta pintar. Pero de un tiempo a esta parte está pidiendo otras actividades extra-escolares porque, aunque no quiere dejar pintura, le gustaría aprender también a tocar el piano. Cuando su padre le pregunta porqué quiere hacer tantas actividades Aitana le responde "Porque cada una me hace sentir bien por cosas diferentes"

Son niñxs con respuestas poco convencionales dada su edad y con razones generalmente intrínsecas para hacer las cosas que cuestan esfuerzo. No hacen las cosas porque toca o porque se lo digan, hacen las cosas porque les da satisfacción aprender, porque tienen curiosidad, porque quieren resolver el problema, etc.

Tienen una capacidad extraordinaria para la empatía, entienden las razones de las demás personas comprendiendo cómo son esas otras personas y qué cosas sienten esas otras personas. No se quedan en el “¿Qué sentiría yo en esta situación?” van más allá, más a “Conociendo a esta persona, ¿qué creo que siente esta persona en esta situación?”

Aitana llega a casa con un golpe. Cuando su madre le pregunta qué ha pasado y quién le ha pegado ella responde: "Ha sido Jorge, creo que tenía un mal día y estaba triste por algo y cuando está triste a veces se pone nervioso y pega"

Suelen tener un sentido de la justicia exagerado para su edad y les cuesta aceptar situaciones que no comprenden o que consideran injustas. Necesitan saber el porqué de las cosas, no se conforman con acatar las cosas y aceptarlas. Preguntarán el porqué hasta comprenderlo y expresarán de manera clara sus emociones negativas si consideran que esa razón no es suficiente al resultarles injusta.

Cuando se repartieron los papeles para el teatro de navidad Aitana no obtuvo el papel que quería. Pero lo que decía todo el tiempo no era que quisiera tener el otro papel por tener un papel más importante y protagonista sino que le molestaba mucho la manera en que el profesor había repartido los papeles porque consideraba que era injusto que lo decidiera en base a su opinión y no lo escogiera al azar. 

 

A veces procrastinar se convierte en el problema 

Procrastinar

¿Cuántas veces hacemos  las cosas una y otra vez de la misma manera, y ya no conseguimos lo que queremos?

Miles de veces. Las personas  tropezamos más de una vez con la misma piedra porque somos humanxs y por lo tanto podemos comportarnos de manera incoherente, con pereza, con cabezonería, de manera caprichosa….

Probemos, por ejemplo, con el hábito de procrastinar, dejar las cosas para otro momento y no solucionar:

El piloto del coche me dice que cambie el aceite, pero bueno, igual se apaga solo y me evito ir al taller. Sé que no funciona y que tarde  o temprano tendré que ir porque ya me ha pasado en otras ocasiones, pero admito esa solución como válida

Poco a poco vamos repitiendo esa manera de proceder o más bien de no proceder y lo vamos convirtiendo en un hábito.

Retraso el momento de estudiar, luego lo haré, tengo tiempo, y al final me pilla el toro. No llamo nunca a mi amigx, hoy me quedo jugando, mañana voy al gym y al final deja de llamarme el a mí. Nunca hablo con mi pareja eso que me molesta, lo haré el mes que viene y así van pasando meses y al final la relación con mi pareja se resiente  y acaba siendo un problema para mí...  

Es cómodo esperar que las cosas se solucionen solas o retrasar el momento una y otra vez. Pero poco a poco la vida empieza a complicarse, si no hago nada, las cosas no suceden. El coche se va a estropear sí o sí.

En este momento podemos parar, pensar y rectificar para la próxima vez o seguir con el mismo hábito, “Ya me encargaré más tarde” . Si optamos por la segunda opción seguiremos progresivamente sintiéndonos mal y todo se liará más y más.

Nos resulta, a veces, complicado prestar atención a lo que necesitamos hacer porque la recompensa va a tardar en venir y eso no nos gusta. Ir al taller es incómodo y tal vez tenga que dejar de hacer otras cosas que prefiero hacer o tener que hacer cosas que no me apetece hacer, tener que madrugar, tener que ir en metro, no dormir siesta, dar explicaciones hasta que el coche esté listo ya que seguramente no será de un día para otro.

Queremos la recompensa rapidito.

Y esa recompensa, en este ejemplo en concreto, viene con el no actuar. Procrastinamos. De entrada me siento bien, sigo con mi vida, haciendo lo que quiero.  Pero claro hay que solucionar el malestar, y nuestro cerebro busca la manera de aliviarlo con otras cosas que me han hecho sentir bien con anterioridad por ejemplo comprar.

Me siento mal, compro, me siento bien, repito.

Esa no es la solución claro está, porque cada vez la recompensa por haber comprado dura menos y tengo que comprar más y más, me va atrapando.

No se me pasa, al contrario, va a más.

Tengo más cosas de las que puedo usar, tengo cosas que no sé porque he comprado, tengo cosas que no llego estrenar y además mi economía se va resintiendo.

La solución que se va convirtiendo en el problema.

Mi cerebro pensante lo sabe, pero es mi cerebro emocional el que tiene el control porque cuando estoy estresadx, enfadadx, ansiosx, triste, eufóricx, me cuesta pensar, funciono impulsivamente, sin darme cuenta de las decisiones que tomo.

La compra compulsiva, no es el problema en realidad, el problema es que tengo que aprender a no procrastinar las decisiones haciendo como que no pasa nada.

Parar, respirar, pensar, actuar y repetir 

 

 

Si te ha parecido interesante este artículo, quizá también te interese:

Siempre tengo dudas

Me hago mayor. Hablemos de la vejez.

Me hago mayor

Desde que nacemos empezamos a envejecer. Iniciamos un proceso natural e inevitable, que responde al efecto que el paso del tiempo provoca en nosotrxs. Nacemos, nos vamos haciendo niñxs, después adolescentes, poco a poco jóvenes, más tarde entramos en la edad madura y por último alrededor de los 60-65 años no vamos haciendo viejxs.

En nuestra sociedad occidental hasta la edad madura, todo va más o menos bien,  pero cuando se trata de la vejez ya es otra historia.

No nos gusta ser mayores.

Gran parte del rechazo y la discriminación (“Edadismo” *) hacia esta etapa de la vida,  procede de  prejuicios y estereotipos  que hemos ido aprendiendo y perpetuando de generación en generación a través de los mensajes recibidos desde niñxs por  los medios de comunicación, la familia, el colegio, el cine y la cultura en general…

Se representa a la persona anciana como una persona que vive al margen, que no se entera, que su opinión no importa, incluso que las cosas no le afectan.  Hasta tal punto es así que muchas personas mayores se autoexcluyen, sintiendo y creyendo que no merecen ser tenidas en cuenta porque realmente lo que tengan que decir no merece la pena.

Nos da miedo no ser normativamente valiosxs. Nos hace vulnerables carecer de lo que socialmente nos identifica como individuos de primera, trabajar, ser jóvenes, vivir deprisa…

No hemos aprendido a querernos en la ancianidad, con canas, con arrugas, viviendo despacio, sin trabajo remunerado…

Pensamos : “Si llego a viejx se me irá la cabeza” “Mi vida se convertirá en una rutina tediosa” “Me convertiré en unx cascarrabias” “ Mi vida será triste y me pasaré el día añorando a mis seres queridos que ya no están” “ Me aburriré al tener que dejar de trabajar” “ Seré incapaz de  aprender nada ni entender la vida “

Pero  nos gustaría deciros que…

  • José Saramago escribió “Ensayo sobre la ceguera” a los 76 años. Carlos Soria Fontán, coronó el Annapurna en 2016 con 77 años. Gabriel García Márquez escribió sus últimas obras “Memoria de mis putas tristes” o “Vivir para contarlo” a los 90 años. Betty White recibió  el premio a la mejor actriz invitada en la comedia “Saturday night live” con 88 años . John Williams compuso la banda sonora de “Star Wars: episodio VIII. Los últimos Jedi”  a los 85 años. José Alberto  Mujica Cordano fue presidente de Uruguay con 80 años.

Y tantas y tantas personas mayores anónimas, que estudian en las universidades, trabajan en organizaciones sociales sin ánimo de lucro, cuidan de sus nietxs, hacen ejercicio, salen con amigxs, leen, tocan instrumentos, se interesan por estar al día de todo… en definitiva, disfrutan de su vida en la vejez.

Por lo tanto…

  • Hay que tener en cuenta que no todas las personas envejecemos de la misma manera porque no todxs somos iguales. El envejecimiento no es un proceso uniforme. Las diferencias individuales existen y dependen de muchos factores, como por ejemplo: el estilo de vida, la genética, las experiencias vitales , la situación actual de la persona…
  • Aunque existe un deterioro físico inevitable porque nuestro cuerpo se desgasta con el uso y con el paso del tiempo, envejecer no es sinónimo de enfermedad. Ser mayor no significa estar enfermx.
  • Además, las personas no sólo somos un cuerpo, somos mucho más. Somos seres inteligentes, emocionales y sociales y en esto la vejez muchas veces juega con ventaja.

Desde el punto de vista psicológico es interesante conocer que…

  • Se puede aprender a lo largo de toda la vida. Aunque  se necesite más tiempo de ejecución, y quizá un mayor número de ensayos en el proceso de aprendizaje, este no es cuestión de edad sino de practicar, ensayar o entrenar. Y se tiene más tiempo para eso ya que la vida laboral ha terminado.
  • Se puede envejecer activamente, ir al cine, viajar, estudiar, hacer ejercicio… por supuesto adecuando la actividad, pero elegir bien que hacer no es algo diferente o exclusivo de esta etapa, Es algo que hay que hacer siempre, se tenga la edad que se tenga.

 

  • Se sabe muy bien lo que se quiere y necesita. Se ha aprendido a relativizar, a priorizar y a valorar lo realmente importante. Eso es fruto de la experiencia y es una gran ventaja. Las expectativas, sean del tipo que sean, son más ajustadas a la realidad  y eso es sabiduría.

 

  • Se experimentan emociones exactamente igual que cuando se es joven y también con la misma intensidad, pero además, se ha aprendido a regularlas mejor y a saber hacia dónde se quiere dirigir el cariño y porqué. Eso es madurez afectiva y  lleva a una mayor sensación de serenidad y felicidad.

 

  • Se vive  despacio, se  saborea la vida sin prisas, prestando atención a lo que se hace y a las personas con las que te relacionas. Esa es una de las razones del porque a los niñxs les gusta estar con lxs abuelxs, ellxs les prestan atención y lxs niñxs lo notan.

 

  • Se sigue teniendo interés por la vida. Este sólo se pierde si nos sentimos abandonadxs o poco valoradxs, si dejamos de relacionarnos, si no nos dejan hacer, si nos tratan como niñxs, si nos ignoran. Y da igual la edad que tengas para eso  ¿No le ocurriría lo mismo en esas circunstancias a cualquier persona de cualquier edad?

 

  • No se cambia de personalidad por el paso del tiempo. No todas las personas mayores están tristes o enfadadas. Se sigue siendo la misma persona, si están así es porque lo estarían igual a cualquier edad, y no debemos asumir eso como normal por su edad sino intentar ponerle solución.

 

Luego…

 

La vejez es una etapa de la vida, ni más ni menos.

 

Habla siempre delante de lxs niñxs de manera respetuosa y amable de las personas mayores, contribuirás con ello a enriquecer su vida al eliminar y no perpetuar los prejuicios y estereotipos que llevan a la soledad, rigidez y discriminación.

Harás su vida más bonita y la tuya también.

*Edadismo: puedes encontrar la definición en nuestro psicodiccionario

Nuestro “psicodiccionario” ®

 

Si te ha gustado este artículo puede que también te interese:

Me he jubilado ¿y ahora qué hago?

¿Cómo hablar de la muerte con los niños?

 

 

Cuando alguien muere empieza una etapa difícil para quienes se quedan con esa pena y vacío. Empieza el duelo. Una fase complicada donde se sufre y se echa de menos. Pero cuando alguien muere y hay niñxs en casa también nos puede surgir una inquietud relacionada con cómo hablar de la muerte con los niños.

En nuestro vídeo sobre el tema recalcamos 3 premisas básicas a la hora de saber cómo hablar de la muerte con los niños.

  1. Ten en cuenta cuáles son tus propias creencias y las que le enseñan en el colegio para ser coherente al hablar con él/ella.
  2. Dar información adecuada a su edad. No dar información extra que no es necesario añadir a no ser que me pregunte. Siempre decir la verdad.
  3. Hablar con él/ella sobre cómo me siento yo al respecto de la muerte de esta persona o mascota. Para lxs más pequeñxs las emociones que pueden sentir en ese momento quizá sean nuevas, es bueno que sepan que nosotrxs lxs adultxs también nos sentimos así.

Si quieres saber más sobre cómo hablar de la muerte con los niños te invitamos a ver nuestro vídeo donde ampliamos la información que has podido leer aquí.

 

 

 

También te puede interesar:

Duelo ¿Cómo vivir sin ti?

 

¿Cuál sería nuestra propuesta para una asignatura de educación sexual en los colegios?

Antes de hablar de educación sexual empecemos con algunos datos relacionados con ello que aporta la Organización Mundial de la Salud.

  • “Los jóvenes de entre 15 y 24 años representaron en 2009 un 40% del total de nuevos casos de infección por el VIH”
  • “En lo que respecta a los jóvenes sexualmente activos, es fundamental […] aumentar el acceso a unos servicios de prevención integrales –que incluyan intervenciones de educación para la prevención y programas de distribución de preservativos–, fomentando la utilización de los mismos”
  • “Cuando las personas no se adaptan a las normas, las relaciones o los roles establecidos en materia de género, suelen ser objeto de estigmatización, prácticas discriminatorias o exclusión social, todas experiencias perjudiciales para la salud”
  • “En mayo de 2007, la 60ª Asamblea Mundial de la Salud adoptó la Estrategia para incorporar el análisis y las acciones de género en las actividades de la OMS”


¿Qué significa impartir educación sexual en los colegios?

Educar en educación sexual significa acabar con la ignorancia aportando datos objetivos, reales, sin prejuicios y científicos sobre sexo, enfermedades de transmisión sexual y género.

Al educar sobre algo ayudamos a las personas que aprenden a tomar mejores decisiones, conocer mejor lo que les pasa y respetar las diferencias.

¿Qué tres bloques sería importante tener en cuenta?

  • Educación sexual: Sexo

    Sexo significa órganos sexuales, aquello con lo que nacemos y porqué nuestros órganos sexuales son diferentes. Cómo se desarrollan durante el periodo de gestación y cómo a veces evolucionan de formas diferentes y hay personas cuyos órganos sexuales no son ni 100% masculinos ni 100% femeninos.Conocer tus órganos sexuales te ayudará a diferenciar cuando algo no va bien y también qué tipo de especialistas pueden ayudarte con cada una de las cosas que puedan estar pasándote.

    Sexo también significa una interacción entre dos o más personas con el deseo de obtener y dar placer o con el deseo de gestar una nueva vida. Aprender sobre cómo funcionan los órganos sexuales también ayuda a saber cómo ser respetuosxs con las necesidades de las demás personas y cómo serlo también con las de unx mismx.

    Así pues también es bueno hablar de la reproducción, de la menstruación, de los periodos de fertilidad y de métodos anticonceptivos (su eficacia y sus efectos secundarios). De cómo la ciencia avanza en esta materia, conocer cada una de las funciones de los órganos reproductivos y aprender el efecto hormonal real en el carácter, en el estado de ánimo, etc.

  • Educación sexual: Enfermedades de transmisión sexual

Como comentábamos, cuanto más te conoces y más conoces cómo funcionan tus órganos sexuales más sabes identificar cuándo algo falla. Cuanto menos estigma hay con respecto a esto más capaz es una persona de observar y vigilar esta parte de su cuerpo como lo haría con cualquier otra con el fin de controlar si todo va bien.

Aprender sobre cuáles son las ETS más habituales, romper mitos con respecto a ellas (principalmente el VIH) y aprender qué probabilidad real y objetiva hay de contraer cada una de ellas dependiendo de la conducta de riesgo.

Saber cuándo hay que acudir a la medicina, a qué tipo de médicxs hay que acudir y qué tipo de tratamientos existen hoy en día para cada una de las ETS que se conocen.

  • Educación sexual: Género


    Creemos que sabemos mucho en materia de género pero te haré una pregunta para comprobarlo: ¿Dirías que hoy en día es posible que un hombre se quede embarazado de manera natural?
    Si tu respuesta es “No” eso significa que hay que hablar más de género. Porque efectivamente un hombre puede quedarse embarazado de manera natural, ya está pasando. Hay hombres transgénero que han gestado a sus propios hijxs. Y esta información no nos resultaría extraña si nos la hubieran explicado desde niñxs en el colegio.

Y es que nadie nos ha explicado bien qué es el género y en qué se diferencia del sexo biológico.

En este bloque sería útil empezar aprendiendo historia de los roles de género. Cómo se han ido estableciendo a lo largo de la historia, cómo han ido cambiando y en qué punto de la historia estamos ahora.
Conocer cómo los roles de género influyen sobre unx mismx ayuda a la persona a entender porqué a veces puede sentirse en discordancia con lo que siente. Por ejemplo, porqué un chico puede sentirse mal al querer jugar a mamás y papás cuando en realidad es lo que le apetece.

También aprender qué significa ser una persona Cisgénero, Transgénero, Transexual y Género fluido. ¿Sabías que tú te ubicas en uno de estos 4 grupos?

Hablamos de ciencia, nunca de moralidad, hablamos de salud pública. Cómo explica esto la ciencia, qué consecuencias tiene a nivel psicológico y físico y porqué es importante respetar a alguien que está haciendo el cambio.

Desde que somos niñxs de 3 años sabemos cuál es nuestro género, desde ese momento deberíamos naturalizar que hay otrxs niñxs que no tienen un género sentido igual al sexo biológico.

 

 

Seguro que si existiera una materia sobre este tema se podrían impartir muchísimas más cosas, aprender mucho más y sería una materia (como todas las de ciencias) que iría cambiando y avanzando con los años. Pero lo que seguro que se mantendría es que muchos prejuicios desaparecerían, independientemente de las creencias religiosas de cada persona, lo biológico es evidente y lo científicamente demostrado es inexorable.

 

 

Si te ha interesado este tema quizá también te interesen estas otras entradas del blog y esta entrevista en la radio.

El uso del lenguaje

Hablemos de sexo

¿Por qué está de moda la ropa sin distinción de género para niñxs?