Influencers y responsabilidad

Influencers y responsabilidad

Tiempo aproximado de lectura: 3 min

Influencers y responsabilidad.

EL PODER DEL PODER. DONDE HAY UN FAN, HAY UN ÍDOLO.

Esta semana ha habido una polémica en redes debido a una publicación en Instagram.

El contenido de dicha publicación, y por lo que generaba tanto rechazo, era porque hacía apología de un comportamiento dañino para la salud mental y física.
Las cosas que debatían al respecto iban en la dirección de la responsabilidad que hay que tener a la hora de publicar, el sentido de hacer algo así, o si era consciente o no del daño que podía provocar ese contenido etc…
No sabemos las razones que pudieron llevar a esa influencer a publicar lo que publicó, pero os dejamos una pequeña reflexión sobre todo eso.

Hablemos de las partes vinculadas.

El/la fan – seguidor/a


Unx fan es una persona que sigue a otra persona porque la admira. Admira lo que hace, simpatiza con ella y se siente reconocidx e inspiradx por ella.
Como fan de alguien, también te sientes perteneciente a un grupo, y eso nos
proporciona seguridad y bienestar. Hablamos, nos comunicamos y nos sentimos valoradxs.
Y todo está bien.


Pero puede ocurrir que esta adhesión te vaya cegando y vayas poco a poco dejando de cuestionar, valorando como bueno todo lo que esa persona hace o dice sin cuestionarlo.
Hacemos búsquedas cada vez más frecuentes, anulando otras opciones, y cuanto más sabemos, más nos lo creemos y menos lo cuestionamos.
Si además esa persona tiene muchxs seguidorxs, más nos legitimamos en la elección.
Nos vamos convirtiendo en fanáticxs.

El/La ídolx- Influencer


El/La influencer es la persona admirada.
En ella existe la presión de mantener a sus seguidorxs. De ofrecerles algo que les siga gustando. De generar contenido que valoren. Y esto hace que la persona influencer esté atenta y actualizada y que vaya mejorando.

Y eso es bueno.


Pero al mismo tiempo, también proporciona sensación de poder. Ser capaz de conseguir admiración puede llegar a ser muy gratificante y, como en el caso del / de la fan, puede llegar a extremos peligrosos.

Siempre se ha dicho que el poder corrompe. Y es cierto. El poder transforma a las personas y puede llegar el momento en que el fin justifique los medios. Conseguir mantenerte y que no bajen tus seguidores puede llegar a ser más importante que lo que trasmites.


Nos vamos autoengañando y autojustificando poco a poco. Y aunque te das cuenta, ya no te importa tanto, porque cuantos más seguidorxs consigas, más te seguirán. Y eso pasa a ser lo importante.

Todo lo expuesto es especialmente significativo en las personas adolescentes que, por otro lado, son las más usuarias de redes y las más fácilmente manipulables, ya que están en una etapa evolutiva de autoafirmación y de desarrollo de su identidad.

En esta etapa, incluso lxs que han sido hasta ahora sus figuras de referencia (padres , madres o personas adultas a su cargo), van debilitándose, necesitando adherirse a otrxs referentes que les guíen o con lxs que identificarse.

Así que, psicológicamente hablando, seas fan o seas ídolx, seguidor o influencer, tienes que estar atentx para no llegar a esos extremos, porque no es tan difícil como parece y ahí todo pierde el sentido.

A ello.

Escrito por Begoña Peraita

http://www.psicologadevalencia.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: