Me agobia el tiempo libre

Empecemos por poner un ejemplo de lo que significa este título “Me agobia el tiempo libre”

*Este es un ejemplo ficticio y no un caso real.

Sandra pasa la mayor parte del tiempo libre acompañada por sus amigos y cuando no está con ellos está pensando en quedar y organizando quedadas.

Llega a consulta y su discurso suena así:

"A ver, a mi lo que me pasa igual te parece una tontería... ¡Con las cosas que oirás tú! Pero es que lo estoy pasando mal por esto. Es que me agobia mucho no tener planes, o sea, no tener nada que hacer. Lo paso fatal si tengo toda la tarde libre, sin planes con nadie. Siempre estoy haciendo cosas para quedar, desde que me levanto estoy así y si un plan me falla me da como ansiedad o no sé, pero lo paso muy mal. Me agobia el tiempo libre sin nada que hacer"

Ella cree que es algo que nosotras nunca hemos oído, o que la gente no lo ve como un problema o que no van al psicólogo por eso. Se equivoca. Mucha gente tiene el mismo problema que ella.

¿Por qué me agobia el tiempo libre sin tener nada que hacer?

Estamos acostumbrados a la no estar solos en ningún momento del día. El teléfono móvil nos acompaña absolutamente siempre y con él todas las personas que conocemos.

No existen momentos de silencio ni cuando estamos solos. Siempre hay una conversación abierta que continuar.

Estar solos, aburrirnos, los momentos de descanso sin estímulos como la tele, un juego del móvil o las redes sociales son algunas de las cosas que provocan ansiedad a algunas personas.

No sabemos divertirnos solos, no sabemos buscar formas de entretenernos en casa. Y si lo hacemos implica comunicarnos por teléfono o por internet.

¿Es esta una razón suficiente para ir a un psicólogo?

Lo es si cumple estos tres requisitos:

  • Es algo que te hace sentir mal
  • Es algo que quieres cambiar
  • Es algo que no sabes cambiar tú solo

 

Te hace sentir mal porque te provoca ansiedad. Ansiedad al quedarte solo y también al pasar tiempo planeando qué hacer en el tiempo libre que todavía no ha llegado, días después del momento en el que te encuentras ahora.

Además no disfrutas tampoco de los momentos en los que estás con gente porque siempre estás pensando en hacerlo todo perfecto con tus amigos para que no se alejen de ti.

 

Quieres cambiarlo porque te has dado cuenta de que quieres mejorar tu calidad de vida y mejorar la manera en la que te relacionas con las personas.

 

No sabes cambiarlo tu solo porque lo has intentado en reiteradas ocasiones y aún poniendo todo tu empeño no lo consigues. Además cabe la posibilidad de que antes no fueras así, esto te ha venido ahora y claro, echas de menos cuando eras capaz de estar solo y disfrutar de las cosas que hacías sin problemas.