Sonríe para estar alegre

Sonríe para estar alegre

A todxs nos gusta reír, sonreír.

Reír es divertido, y además significa que estamos alegres, que estamos bien. La alegría es una emoción que nos lleva  a disfrutar de la vida. La alegría nos hace estar más disponibles, enérgicxs, entusiastas y con más ganas de afrontar las cosas.

También estar alegres nos hace relacionarnos más y mejor, pues hace que la  vergüenza y el miedo disminuyan y nos atrevamos a hablar con más facilidad. De hecho hablamos más, más alto, más deprisa y con más fuerza. Si hablamos nos comunicamos y si nos comunicamos damos y recibimos y al final eso es lo que importa.

La alegría nos hace más altruistas, aumenta la sensación de pertenencia y favorece el entendimiento.

Mola estar alegre.

Los motivos por los que las personas sentimos alegría son muy distintos y muy variados, incluso entre culturas, pero aun así, a veces no conseguimos estar alegres. Nos cuesta encontrar un motivo para estarlo, para sonreír, o reír a carcajadas

“El mundo es un desastre, el curro no me va bien, tengo poca pasta, acabo de estar enfermo y me siento débil”…

Por lo tanto vamos a proponerte algo:

Cuando te ocurra esto, que no encuentras nada por lo que estar alegre, empieza al revés. No esperes a estar alegre para sonreír, sino sonríe para conseguir estar alegre. Empezamos por la acción y llamaremos a la emoción.

  • Todos los días sonríe frente al espejo y mantén la sonrisa por lo menos 30 segundos. Hazlo como si fuera una medicina tres veces al día, por la mañana, a medio día y por la noche. Si te cuesta mucho sonreír, sujeta un lápiz con los dientes en horizontal como si estuvieras sonriendo y mantenlo el mismo tiempo como mínimo 30 segundos. Un estudió demostró que ponerse un lápiz entre los dientes y forzar de este modo la sonrisa afectaba positivamente al estado de ánimo.
  • Saluda con una sonrisa y si te sonríen devuélvela.
  • Cuando veas algo que te guste o te haga gracia, sonríe, no te reprimas. Paseando por la calle hay muchas cosas que si te fijas te harán sonreír. Para eso, levanta la cabeza y podrás ver lo que hay a tu alrededor. Hasta berenjenas gigantes hay en Valencia por la calle.
  • Sonríe mientras trabajas, conduces, lees o cocinas. No lo olvides. Estate atentx y cuando te des cuenta que estás serix, sonríe.
  • Acércate a la gente risueña, la risa se contagia. Si te contagian, ríe, aunque no sepas porque lo haces.
  • Recuerda qué cosas te han hecho sonreír o reír en otras ocasiones y búscalas: un comentario, un titular, el video de tu prima, un chiste, una canción, el audio de tu cuñado…
  • Pon muecas frente al espejo y ríete de ti mismx.
  • Fuerza la risa. Empieza ja ja ja y verás que más rápido de lo que crees se va convirtiendo en real.Practica.

La alegría llegará.

Garantizado.

Porque estar alegre es estar feliz.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: