Running por placer… ¿o adicción?

Running, la nueva modase ha convertido en los últimos años en la forma más elegida para mantenerse en forma.

Quizá tenga algo que ver con la crisis, no hace falta dinero para salir a correr, sólo unas zapatillas y fuerza de voluntad, suena fácil y efectivo: perder peso, reducir la celulitis, activar la circulación, etc. y gratis.

 

Pero a pesar de todo lo positivo también tiene sus peligros como por ejemplo lo fácil que resulta lesionarse si no se hace como se debe y dado que no estamos asesoradxs por ningún(x) profesional podemos caer en el error de forzar demasiado «la máquina» o correr en horas que no son las adecuadas. Pero existe un riesgo menos visible, algo que pasa más desapercibido, el peligro de confundir la moda y el placer del deporte con la adicción.

 

¿EN QUÉ CONSISTE UNA ADICCIÓN?

Todxs hemos oído hablar de las adicciones químicas, pero poco se habla y se conoce a nivel popular sobre las adicciones no químicas. Tales como las adicciones tecnológicas, la adicción al sexo, la adicción al deporte, etc.

La pregunta es: ¿Lo hago por placer o por no sentirme mal si no lo hago?

Se pueden tener varias razones para salir a correr que serían válidas y no preocupantes:

 

  • Mantenerme en forma.
  • Ponerme en forma.
  • Mejorar mi calidad de vida.
  • Perder algo de peso.
  • Hacer amigos.
  • Competir.
  • Sentirme bien conmigo mismx.

 

 

Pero aunque empecemos por una de estas razones corremos el peligro de convertirlo en una adicción. Es fácil que si corres tengas descargada alguna APP en el móvil que te diga cuánto corres cada día, a qué velocidad, etc. o incluso cuánto corren otras personas con las que «compites» de manera virtual. También es posible que corras con otras personas con las que quedas exclusivamente para eso, o que estés preparando alguna carrera en concreto.

Todo esto es una forma de presión que hace que nos resulte más difícil renunciar a correr un día, y que si lo hacemos después nos sintamos mal.

Ahí aparece el problema, cuando la razón por la que salimos a correr no es ninguna de las enumeradas anteriormente, es la siguiente:

Me siento mal si no salgo hoy

Esto es lo que lxs psicólogxs llamamos mantener una conducta por refuerzo negativo, es decir, lo hago porque al hacerlo me ahorro una sensación negativa, no porque hacerlo me proporcione sensaciones positivas.

¿QUÉ TIENE ESTO DE NEGATIVO?

Como ocurre con cualquier adicción el problema es que mi bienestar depende de tener o no aquello a lo que soy adictx.

El día que, por la razón que sea, no puedo salir a correr me sentiré triste, malhumoradx, frustradx, decepcionadx… en definitiva: con ansiedad.

 

¿TIENE TRATAMIENTO?

Todas las formas de acción tienen tratamiento psicológico efectivo (terapia cognitivo-conductual).

Es importante disfrutar de las cosas que hacemos, no hacerlas porque sin ellas somos incapaces de disfrutar de lo demás

 

 

Publicado por

Psicóloga de Valencia

¿Buscas un psicólogo en Valencia? Somos dos psicólogas, Begoña Albalat y Begoña Peraita, trabajamos en Valencia, concretamente en nuestra clínica en Blasco Ibañez 26. Llámanos para cualquier duda que tengas o para obtener cualquier información adicional que no encuentres en la página web. Te atenderá Laura en el 647068692

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.