Quiero dejar de fumar

Quiero dejar de fumar

«Quiero dejar de fumar, lo he intentado de mil maneras pero no lo consigo»

¿Sabías que se puede dejar de fumar sin efectos secundarios?

Ya sabes todo lo malo que es el tabaco, incluso los propios paquetes te lo recuerdan FUMAR MATA así, en mayúsculas. Y sin embargo… sigues fumando.

La razón por la que saber todas estas cosas no te hace dejar de fumar es que las consecuencias siempre son a largo plazo y las ves demasiado lejanas y poco relacionadas con el cigarrillo que te estás fumando en este momento. Además tenemos montones de argumentos contrarios a ellas, uno de ellos es el clásico «Pues mi abuelo tiene 85 años, lleva desde los 12 años fumando y está mejor que tú y que yo»

La pregunta que debemos hacernos es si está mejor de lo que estaría si no hubiera fumado. Pero no lo hacemos, porque eso nunca lo sabremos.

¿Cómo sé si es el momento de dejar de fumar?

La manera de decidir si es tu momento es ver si cumples alguno de los puntos de esta lista, cuantos más mejor:

  • Quiero dejar de fumar. Quiero hacerlo. No es que quieran los demás, es que YO quiero.
  • Seguir fumando me impide muchas cosas que me gusta hacer. Pe: disfrutar de una cena sin tener que salir a fumar entre plato y plato, hacer senderismo, aguantar las clases de yoga, etc.
  • Tengo una buena motivación. Hay una razón que me hace dejarlo. Pe: Quiero quedarme embarazada, el médico me ha dicho que debo dejarlo por mi salud, etc.
  • Las personas con las que convivo me apoyan y están dispuestas a ayudarme si me hace falta. Si son fumadorxs me ayudarán no fumando delante de mi al principio de la terapia, si no lo son comprenderán que puedo tener días en los que esté algo irritable por la abstinencia.
  • Soy consciente de que el tabaco me perjudica.

¿Y si lo cumplo qué hago?

La terapia cognitivo-conductual ha demostrado ser eficaz para dejar de fumar pero también sería completamente comprensible que intentaras dejarlo tú solx antes de pasar a intentarlo con la terapia.

En el caso de que optes por intentarlo sin ayuda lo importante es que si fracasas, en lugar de frustrarte contemples la opción de la terapia.

Si tengo dolor de garganta y no se me pasa con ibuprofeno voy al médico en lugar de pensar que ese dolor no tiene solución. Si intento dejar de fumar sin ayuda y no funciona entonces debería ir al psicólogx.

¿Por qué terapia y no parches o chicles de nicotina?

Porque la terapia te libera, lo vas a hacer tú, vas a ser libre de la adicción por tus propios méritos y además vas a aprender muchas cosas como por ejemplo a desmontar los falsos mitos que tenemos sobre el tabaco.

¿Mitos? Sí, hay uno que seguro que te suena

Un falso mito sobre el tabaco: dejar de fumar engorda.

Además la terapia tiene una fase final orientada a la no recaída. Para disminuir al mínimo la probabilidad de volver a fumar en el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: