Niños y verano. El equilibrio entre el orden y las vacaciones.

¿Qué hacer con los niños en las vacaciones de verano?

Disfrutar de las vacaciones de verano y del descanso merecido es beneficioso para lxs niñxs. Después de una larga temporada de estudios y de responsabilidades (escolares y extraescolares) no hay nada más positivo que desconectar, jugar, romper algunas normas y rutinas y pasar tiempo con sus familiares y amigxs.

Pero bien es cierto que a veces las vacaciones de verano se convierten en una época de descontrol donde se olvidan por completo las normas y lxs niñxs pasan a hacer lo que quieren todo el tiempo dificultando mucho la tarea de volver a retomar la rutina en Septiembre.

 

Niños y verano

Para lxs niñxs el verano es sinónimo de diversión, de playa, de descanso y de juego. No tener que madrugar para ir al colegio y tener unas normas más flexibles. Existen varias posibilidades de vacaciones y la crisis ha hecho aparecer algunas nuevas.

El campamento de verano

Ideal para hijxs únicxs. Niñxs que se rodean más de adultxs.

✅ Es beneficioso porque se relacionan con otrxs niñxs de su edad, además dedican mucho tiempo a jugar mientras aprenden. Tienen una rutina y unas normas.
❌ Pero tiene de negativo que no sirve como descanso, después de todo el curso escolar, en el campamento, lxs niñxs siguen levantándose temprano, siguen teniendo cierto estrés social y necesitando «dar la talla» en algunas actividades.

El verano con lxs abuelxs

Ideal para niñxs que suelen seguir las normas sin problemas y que no van a acusar demasiado una temporada de más permisividad.Generalmente sucede cuando los padres trabajan.

✅ Tiene de positivo que supone un tiempo de descanso total, de mimos y de cuidados. Lxs niñxs se convierten en «los reyes y reinas de la casa». Además en algunos casos se relaciona con sus primxs afianzando su relación y practicando el juego más libre.
❌ Lo negativo es que a veces esto se nos vuelve en contra, hay una pérdida total de rutina y también, muchas veces, de normas. Se les permite hacer cosas que no harían en su casa.

Las escuelas de verano


Ideal para no perder el hilo y rutina de las clases cuando se necesita un refuerzo extra.

✅ Lo bueno es la disciplina y la rutina diaria, además se sigue relacionando con niñxs de su edad. Aprender jugando siempre es positivo.
❌ Lo negativo lo comparte con el campamento de verano, aunque en menor medida, dado que las escuelas de verano son generalmente sólo por la mañana permitiendo a lxs niñxs descansar por la tarde o dedicarla a estar con sus padres/madres, amigxs o familiares.

El apartamento de verano o el pueblo


Ideal para el descanso y para quitar estrés saliendo de la rutina.

✅ Es muy positivo porque se relaciona con niñxs diferentes a los que le han rodeado durante todo el año, además tiene tiempo de descanso y mucho tiempo de juego. Si además añadimos un plus en el contacto con la naturaleza y menos contacto con las tecnologías todavía mucho mejor.
❌ Lo negativo es la falta de rutina continuada y de disciplina y normas.

El verano en casa

Tanto con lxs padres/madres o al cuidado de terceras personas. Es una situación que por la crisis cada vez se está dando más, lo perfecto sería tratar de salir de la zona que siempre se frecuenta durante el curso escolar. Visitar otras zonas de la ciudad, parques diferentes, ir a la playa (en el caso de que la ciudad tenga playa) o a la piscina municipal, dejar que vayan a pasar el día a casa de algún amigo, realizar actividades en casa como manualidades o juegos, etc.

✅ Lo positivo es el descanso y la traquilidad de estar en su zona de confort y con sus amigxs.
❌  Caer una rutina «aburrida» para él/ella que no le aporte el tiempo lúdico que necesita.

 

¿Cuáles son las claves para conseguir diversión y descanso sin perder de vista las normas?

Lxs niñxs están de vacaciones y es necesario flexibilizar las normas y los horarios, dejarles disfrutar y ser más «libres». Si están en casa o al cuidado de los padres/madres es fácil que se sigan cumpliendo ciertas normas básicas (lavarse los dientes después de cada comida, pedir permiso para coger los juguetes de su hermanx, pasear al perrx, etc.) pero cuando están a cargo de otras personas a veces se pierde el control sobre estas cosas, sobretodo en aquellas que al/la niñx le cuesta más hacer en general. Es importante que los padres/madres sean muy específicxs sobre qué normas son aquellas que se deben seguir cumpliendo de forma obligada y cuáles son las que pueden flexibilizarse. La diferencia entre unas y otras es que deben mantenerse aquellas que cada niñx en particular le cuesta más cumplir y que llegado el final del verano va a ser más complicado volver a instaurar.

Por ejemplo: Se debe seguir lavando las manos antes de comer, pero puede quedarse hasta más tarde viendo la tele por la noche.

 

Una manera de asegurar una vuelta al cole sin conflictos es que 15 días antes empecemos a retomar rutinas horarias y normas para que la instauración no sea de golpe.

 

 

En conclusión, es muy positivo dejar libertad a lxs niñxs en las vacaciones de verano, que disfruten de su tiempo libre y que descansen pero no olvidar las normas básicas que queremos que se mantengan cuando lleguemos a Septiembre y que si las dejamos totalmente de lado luego nos costará retomar.

 

Publicado por

Psicóloga de Valencia

¿Buscas un psicólogo en Valencia? Somos dos psicólogas, Begoña Albalat y Begoña Peraita, trabajamos en Valencia, concretamente en nuestra clínica en Blasco Ibañez 26. Llámanos para cualquier duda que tengas o para obtener cualquier información adicional que no encuentres en la página web. Te atenderá Laura en el 647068692

2 comentarios sobre “Niños y verano. El equilibrio entre el orden y las vacaciones.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.