¿Tienen solución los celos?

Los celos siempre han estado rodeados de varios falsos mitos, este es uno de los grandes problemas a la hora de ponerles solución, a veces las parejas no los ven como un problema.

 

Tiene celos porque me quiere, si no tuviera algo de celos pensaría que pasa de mi.

 

La realidad es que LOS CELOS NO SON UNA CONSECUENCIA DEL AMOR en ningún caso. Querer a alguien no implica en absoluto ser celoso ni experimentar celos en ninguna ocasión.

 

Como cualquier otra conducta humana, la conducta que tiene una persona celosa se mantiene por un sistema de refuerzo.

El refuerzo es algo de lo que ya hemos hablado en alguna otra ocasión, consiste en obtener algo positivo  o  liberarnos de algo negativo al emitir una conducta.

Veamos como funciona esto en un caso de celos:

María ha salido con sus amigas de la facultad porque esta semana ha sido su cumpleaños y le apetecía especialmente celebrarlo con ellas. Jorge, su novio, se ha quedado en casa y mientras la espera le empiezan a invadir de forma involuntaria un montón de pensamientos que le preocupan: “¿Y si conoce a alguien?, ¿estará bailando con algún chico?, seguro que alguno le pide el número porque iba muy guapa cuando se ha ido…” 

Todos estos pensamientos le impiden dormir bien y a lo largo de la noche se despierta varias veces y mira el móvil para ver si ella está en línea. Le cuesta mucho contenerse pero consigue aguantar hasta que ella llega sin enviarle ningún mensaje. 

Cuando María llega Jorge le pregunta cómo lo ha pasado y en ese momento no puede evitar preguntarle si algún chico se le ha acercado para bailar con ella o pedirle su número. Ella lo niega y él se queda más tranquilo.

 

Jorge ha experimentado los celos como una vivencia angustiosa y que le ha mantenido ansioso y sin poder dormir, sin embargo María no ha podido evitar pensar que era algo tierno y una demostración de amor que él le hiciera esas preguntas.

Estos celos además han sido reforzados por María porque al decirle que no y tranquilizar a Jorge ha hecho que la conducta de preguntar sea tranquilizante lo que seguramente provocará que esta conducta se repita y aumente en las próximas ocasiones.

En el caso de esta pareja Jorge ha sido en gran medida capaz de controlarse pero eso también le ha llevado a sufrir mucho y no dormir bien, por lo que aunque esta conducta todavía no está perjudicando a la pareja de momento sí le está perjudicando a él individualmente.

¿Cómo distinguir los celos controlados de los celos no controlados?

Es difícil controlar que un pensamiento aparezca pero sí podemos controlar cómo nos afecta. Si a pesar de que aparece el pensamiento somos capaces de racionalizarlo y no conlleva ninguna consecuencia emocional ¡enhorabuena, estamos controlando los celos!.

Si por el contrario cuando el pensamiento aparece nos invade, se repite en nuestra cabeza y nos provoca emociones negativas descontroladas o conductas que no deseamos, estamos perdiendo el control sobre los celos.

 

Pero que no cunda el pánico, los celos pueden aprender a controlarse en terapia mejorando así la calidad de vida individual y también la calidad de la relación de pareja.

 

 

Si has identificado en ti o en tu pareja un problema de celos, no dudes en ponerle solución antes de que vaya en aumento.

 

5 claves para cumplir los 10 propósitos de año nuevo

Estamos a punto de despedir el año y dar paso a uno nuevo repleto de buenos propósitos y mejores intenciones. Pero parece que al final siempre se repiten los mismos: dejar de fumar, ponerme en forma, ver más a mis seres queridos…

 

¿Cómo conseguir cumplir los propósitos que tenemos?

Ponte metas posibles

Para los propósitos del nuevo año no nos sirve “el cuento de la lechera”, si sabemos de antemano que va a ser casi imposible salir a correr el día 1 de enero no nos pongamos este propósito porque seguramente no lo cumplamos y esto nos va a desmoralizar.

Empezar a hacer ejercicio es una buena meta (buena en el sentido de alcanzable) pero tenemos que reconocer nuestros límites y pasar al punto siguiente.

 

Elabora un plan de acción

Tener un buen plan de acción es algo que favorece el cumplimiento de cualquier propósito que tengamos.

¿Qué te parece si en lugar de ponernos como meta salir a correr el día 1 de enero nos ponemos como meta ir a comprar el equipo de correr el día 7 que habrán acabado las fiestas?

Vamos a paso a paso, no podemos pretender amanecer el día 1 teniendo la responsabilidad de ser una persona nueva y sin haber empezado por los cimientos.

 

Ponles límite espacio/tiempo

Si por el contrario tendemos a ser más laxos con nuestros propósitos siempre es funcional ponerles un límite espacio-temporal.

Por ejemplo: Mirar qué gimnasio me combiene más a partir del día 7 de enero y apuntarme como muy tarde el 15 de enero.

De esta forma nos obligamos a hacerlo y no tenemos que tomar decisiones (muchas veces marcadas por la pereza), simplemente tenemos que cumplir con la agenda.

 

Otorga una consecuencia positiva a su cumplimiento

Tenemos la tendencia de castigarnos cuando no cumplimos lo que nos proponemos pero rara vez nos premiamos por conseguir nuestras metas.

¿Cómo se hace esto? El primer día que pase completo sin fumar lo celebro por ejemplo con una sesión de cine en pareja, de saliendo con mis amigxs, etc.

 

Busca ayuda para aquellas que no puedas enfrentar solx

Dejar de fumar es un buen ejemplo de propósito de año nuevo que nos cuesta cumplir porque no tenemos los conocimientos necesarios para hacerlo solxs.

Buscar ayuda profesional para este y otros propósitos de este tipo (otro ejemplo sería empezar una dieta, solucionar los problemas de pareja, etc) facilita su cumplimiento paso a paso y sobretodo su resultado satisfactorio.

 

 

 

Los niños y las pantallas. Psicología infantil.

Cada día se ve más que en cualquier situación del día a día, al juntar a varios niños, lejos de jugar entre ellos lo que hacen es ponerse cada uno a mirar la pantalla del móvil o la tablet de sus padres.

Y seguramente muchos de estos padres se preguntarán: ¿Dónde está el límite?

Es cierto que la adicción al móvil y a los videojuegos es un tema que preocupa y no debemos restarle importancia, pero tampoco hay que alarmarse.

Es innegable que las nuevas generaciones tienen integrada esta forma de juego y de entretenimiento, desde muy pequeños ya se quedan “hipnotizados” con las pantallas pero veamos cómo hay que hacerlo para no perder el control:

 

¿Qué tienen de positivo los videojuegos?

Vemos a un niño jugando con una tablet y nos da la sensación de que está perdiendo el tiempo pero nos equivocamos, si elegimos los juegos correctos puede llegar a ser una forma de aprender más divertida y que le motive.

Existen muchos juegos que son educativos y a la vez divertidos. Muchas aplicaciones que nos podemos descargar en la tablet tratan sobre temas que los niños ven en el colegio y pueden servir como un refuerzo de lo aprendido en clase.

Además también existen otros juegos que son puramente lúdicos y que les ayudan a desarrollar algunas habilidades, como por ejemplo los juegos de estrategia que les sirven para aprender a planificar a largo plazo y *demorar el refuerzo, los juegos en los que hay que reaccionar rápido ante objetos que aparecen en la pantalla que les ayudan a desarrollar sus reflejos y su atención, etc.

 

¿Cuáles son los límites?

 

  • No dejemos al niño solo con el videojuego: igual que cuando juega de otra forma (por ejemplo en el parque con sus amigos, siempre estamos atentos a lo que hace), nuestra labor como adultos es vigilar al niño y no debemos pasar por alto que aunque le veamos quieto sentado en el sofá está ante todo un mundo de posibilidades. Jugar con él sería lo perfecto, pero como mínimo hay que controlar a qué juegos juega.
  • Pongamos un tiempo límite: como se hace con cualquier juego pero aquí con más hincapié, los videojuegos por su formato hacen que siempre necesites dedicarles más tiempo. El juego no lo terminas tú porque siempre consiste en ganar pantallas, ganar monedas, ganar premios… por lo que siempre que paras lo abandonas a mitad. Pero esto también tiene un lado positivo porque el niño aprende a demorar el refuerzo. Actualmente todavía no se han llegado a resultados concluyentes pero un reciente estudio aún inacabado apunta a que más de 2 horas de uso de tablet puede empezar a afectar al desarrollo cognitivo de lxs niñxs. (Puedes leer la noticia en un link más abajo)
  • Elijamos nosotros los juegos acordes a su edad y a sus necesidades. No vale todo. Igual que hacemos con las películas, las series, etc.
  • Aprovechemos el momento para ayudarles a conseguir objetivos en el juego y pasar tiempo con ellos.
  • Si hay más niños guardemos los videojuegos y fomentemos el juego social.

 

Si vemos que tenemos problemas para limitar el tiempo de juego, que el niño o adolescente se pone agresivo al obligarle a dejarlo u otros problemas de esta índole no está de más consultar con un profesional.

 

*Demorar el refuerzo: esperar un tiempo desde que realiza la acción hasta que recibe la recompensa por esa acción. Pe: acción de estudiar y recompensa de aprobar el examen.

 

 

Otros artículos relacionados:

Acerca del estudio científico: https://elpais.com/elpais/2018/09/26/ciencia/1537960453_593059.html

En nuestra web:

http://www.psicologadevalencia.es/adiccion-al-movil/

http://www.psicologadevalencia.es/redes-sociales/

http://www.psicologadevalencia.es/problemas-de-conducta/