¿La navidad te preocupa por el peso y el Real Food?

Nos esperan unos días de reuniones familiares y con amigxs alrededor de una mesa.

Llevas todo el año cuidándote y la navidad es una época que te preocupa porque crees que te puede costar mantener tu peso o cuidar tu dieta «Real Food»

Pues debes saber que…

Resistirse a la tentación hace más probable el atracón

Está comprobado y es una de las razones por las que las dietas restrictivas no funcionan. Estar peleando constantemente con la tentación de ingerir algún alimento hace que aún lo deseemos más y que cuando «caigamos en la tentación» no podamos parar y no nos conformemos con una dosis pequeña.

¿La mejor opción? Cómete ese mantecado que te está llamando desde su bandeja hace más de media hora.

 

Una vez al año…

Pasamos todo el año cuidándonos, pendientes del gimnasio, la dieta, el running, el yoga, el crossfit, etc. De vez en cuando hay que premiarse y ¿Qué mejor momento que a final de año?

12 uvas no cuentan como capricho.

Ser demasiado estrictxs no nos hace encontrarnos mejor, no debemos olvidar que cuando nos exigimos mucho también tenemos que darnos vacaciones.

 

El alcohol, mejor con el estómago lleno

Si no queremos ser el «alma en pena» de la fiesta cenar bien nos ayudará a aguantar mejor el vino, el brindis y las copas.

Y tener mejor cara en la comida de mañana.

Ser flexible nos libera

Darnos caprichos nos hace sentir libres, romper con las normas, estar relajadxs. No podemos agobiarnos por si ganamos un par de kilos en Navidad.

Disfruta, déjate llevar, son sólo unos días y ya habrá tiempo de volver a la rutina y a la lechuga cuando pasen las fiestas.