Poliamor, desde el punto de vista psicológico

– POLIAMOR –

 

La capacidad de amar a más de una persona a la vez con la posibilidad de tener una relación con todas estas personas de índole sexual o no.

 

Y aunque está en todas partes y lo explican de todas las maneras en el artículo de hoy voy a explicar el poliamor desde el punto de vista psicológico (desde mi blog en psicóloga de valencia .es)

No tiene que ver con la orientación sexual

El poliamor no depende de la orientación sexual de las personas que forman la relación poliamorosa. Ser heterosexual, homosexual, bisexual… no influye en las probabilidades de estar en una relación poliamorosa. Las relaciones de este tipo son muy variadas, varían tanto el número de personas que las forman como el género y orientación sexual de estas personas.

 

¿Hay más conflictos que una relación de pareja formada por dos miembros?

Hay una cosa que está clara, si hay más personas hay más probabilidad de conflicto y de opiniones diferentes pero también hay un matiz importante, las personas poliamorosas basan su relación en la comunicación desde el principio porque todo se habla y se negocia por lo que seguramente aunque les cueste más estar todxs de acuerdo en algo como lo hablan mucho más pueden llegar más fácilmente a un acuerdo común. Si no fuera así la relación no sería posible.

 

¿La relación se basa en el sexo?

No. Este es un “falso mito” sobre las relaciones poliamorosas. El sexo es tan importante como lo es en una relación de pareja, puede que no todxs lxs miembros de la relación se acuesten con todxs, además que tengan una relación poliamorosa no implica que todxs se acuesten juntxs a la vez. Esto depende de cada relación y de los acuerdos que tengan entre ellxs.

Además, las relaciones poliamorosas, pueden ser lo que conocemos como “relaciones abiertas” en las que lxs miembros de dicha relación se pueden acostar con otras personas (fuera de la relación) o también “cerradas” en las que sólo se acuestan con miembros de la relación.

 

¿Y los celos?

Los celos están tan presentes en estas relaciones poliamorosas como en cualquier otra relación dado que también existen normas.

Imaginemos que estamos hablando de una relación poliamorosa de 4 personas, y que entre ellxs tienen la regla de que no se pueden acostar con nadie de fuera de la relación. Es posible que algunx se sintiera celosx porque imagine que otrx está rompiendo esas normas.

También es cierto que es algo que seguramente aprendan a controlar mucho más porque la exclusividad puede que no exista dado que aunque no se acuesten con personas de fuera ya en la propia relación pueden acostarse con más de un/a miembro.

¿Formar una familia es posible?

Es posible formar una familia poliamorosa donde se tengan hijxs y aquí entra la parte más complicada porque lo legal y lo emocional no van de la mano. A nivel legal serán sus padres o madres quienes han tenido hijxs como pareja pero a nivel emocional se puede llegar a cualquier tipo de acuerdo.

Aunque no existe ningún estudio científico específico sobre cómo puede afectar a lxs niñxs la relación poliamorosa, la crianza y educación emocional de lxs niñxs no se tiene porqué ver afectada por el hecho de que intervengan más de dos adultxs.

Esto es algo que tradicionalmente ya sabíamos dado que muchos conocemos casos de niñxs que viven en casa con sus padres y sus abuelos por ejemplo y esto no ha afectado en absoluto en su modo de desarrollarse anímicamente, cognitivamente ni físicamente.

 

Lo complicado es llegar a un acuerdo sobre qué nombre se le da a cada uno en lo que respecta a lxs niñxs.

Todxs deben sentirse cómodxs con “el cargo” que van a ostentar para dichxs niñxs. Además tienen que llegar a un acuerdo sobre quién se encargará de qué cosas y hasta dónde llega la responsabilidad de cada unx para con lxs niñxs  y por supuesto qué pasaría si la relación poliamorosa se rompiera.

Es más complicado a nivel de logística, pero si todas las personas que componen la relación son personas emocionalmente estables y responsables eso no tiene porqué repercutir negativamente en la crianza de lxs hijxs.

 

¿Podría hacerse “terapia de pareja” para una relación poliamorosa?

Por supuesto, en las relaciones poliamorosas pueden aparecer crisis como en cualquier otra relación por lo que podrían recurrir a terapia para mejorar la calidad de la relación y acabar con los problemas de manera adecuada.

Es más, en nuestra clínica ya hemos tratado varios casos de relaciones poliamorosas con éxito.

 

 

*Del mismo modo que hacemos terapia de pareja cuando las cosas no van bien entre dos personas que se quieren, también ofrecemos en nuestra clínica –> terapia relación poliamor.

Puedes leer más aquí:

 

Tratamientos

Publicado por

Psicóloga de Valencia

¿Buscas un psicólogo en Valencia? Somos dos psicólogas, Begoña Albalat y Begoña Peraita, trabajamos en Valencia, concretamente en nuestra clínica en Blasco Ibañez 26. Llámanos para cualquier duda que tengas o para obtener cualquier información adicional que no encuentres en la página web. Te atenderá Laura en el 647068692

3 comentarios sobre “Poliamor, desde el punto de vista psicológico”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.