Descansar


El otro día oímos a alguien decir que descansar estaba sobrevalorado. La verdad es que muchas veces ocurre lo contrario, que lo que está es infravalorado.

Parece que nos estamos convirtiendo todxs en superhéroes y superheroínas y que el descanso no tiene cabida en nuestras vidas. Hay tantas cosas que hacer, que atender, que aprender… que parece que no nos da la vida, y tenemos la sensación de que descansar es una pérdida de tiempo o creemos que nos vamos a aburrir.

Pero nada más lejos de la realidad.
Si le preguntas a un/a deportista o a alguien que trabaja con su cuerpo que realiza un trabajo físico, sea el que sea, que te diga algo básico para que su rendimiento día tras día sea el adecuado, sin dudarlo te dirá que un buen descanso es la clave .

Cuando nuestro cuerpo descansa, trabaja mejor. Lo mismo pasa con nuestro cerebro.

Es el cerebro el que lo lleva todo, nuestras emociones (que a veces son agotadoras) y nuestros pensamientos (elaborando estrategias una y otra vez y trabajando la concentración, la memoria, la atención…)
El cerebro nunca para, ni cuando dormimos.
Pero igual que nuestro cuerpo , nuestro cerebro se cansa de pensar, pensar agota, y necesita descansar. Y también nos lo dice, nos avisa , aunque a veces o no nos damos cuenta o no queremos hacer caso. Las personas sí, pero yo no, yo puedo seguir .

Vivimos en un mundo con un alto nivel de exigencia , vivimos con esa hiper-estimulación y presión por factores externos que influyen en nuestra vida y además de por nuestras propias presiones personales.
Sin embargo queremos llegar a todo y tenerlo todo y ser lxs mejores y que opinen bien de nosotrxs y no ser unos fracasadxs .

Pero de repente :

  • No podemos concentrarnos, incluso en tareas rutinarias o fáciles ,nos dispersamos.
  • No podemos mantener en la memoria las indicaciones que nos acaban de dar, la fecha de un examen que nos acaban de decir, no sabemos si hemos preguntado eso ya .
  • No podemos prestar atención, no sabemos dónde hemos dejado las cosas, no recordamos lo que nos acaban de decir, nos «empanamos» fácilmente .
  • No podemos ser creativxs, no se nos ocurren cosas, estamos como vacíxs de ideas.
  • No podemos mantener nuestros propósitos y parece que la fuerza de voluntad no nos tocó en el reparto o que se ha esfumado.
  • No tenemos ganas de hacer nada. Todo nos da pereza. Nos descuidamos. Nuestra higiene, nuestro ocio …

Y todo esto hace que tengamos la sensación de que estamos perdiendo el control, alternamos tareas sin acabar ninguna o las posponemos, nuestra eficacia disminuye y nos preocupamos, nos ponemos nerviosxs, nos enfadamos, nos entristecemos y eso nos conduce a más exigencia y más sobrecarga.

Descansar, parar, ese es el antídoto.


Para poder tomar distancia, para asentar conocimientos para dejar que nuestra mente divague en busca de “eurekas”.

Descansar la mente es necesario, es imprescindible para tener una buena higiene mental .

Sal a la calle ,observa la naturaleza o los edificios o a la gente . Haz algo de ejercicio, si no te gusta mucho baila, camina. Escucha música, habla las cosas, no tomes estimulantes, duerme, canta ,practica el detox digital, ríete…

Descansar no es perder el tiempo.

Publicado por

Psicóloga de Valencia

¿Buscas un psicólogo en Valencia? Somos dos psicólogas, Begoña Albalat y Begoña Peraita, trabajamos en Valencia, concretamente en nuestra clínica en Blasco Ibañez 26. Llámanos para cualquier duda que tengas o para obtener cualquier información adicional que no encuentres en la página web. Te atenderá Laura en el 647068692

Un comentario sobre “Descansar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.