¿Qué significa ser LGTBI-friendly?

LGTBI-friendly significa que manifiestas públicamente que estás de acuerdo con que cada persona nace con un sexo biológico que no tiene porque corresponderse con su género. También explícitas que te sientes de acuerdo con el amor entre personas del mismo sexo, que no juzgas a las personas por a quién deciden amar o con quién deciden casarse.

Y si no importa ¿por qué poner que eres LGTBI-friendly?

Que a nosotras particularmente no nos importe no quiere decir que todavía en la sociedad no exista gente que cierra sus puertas o juzga a las personas que tienen una relación homosexual, que se sienten de un género diferente a su sexo biológico o a las personas intersexuales. Cada vez ocurre menos pero sigue pasando, no sólo en valencia.

Por desgracia todavía hay psicólogxs que aplican las denominadas “Terapias de conversión” o “Terapia de reorientación sexual” aún a pesar de haber sido desacreditadas y desaconsejadas reiteradamente por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Hay muchas personas LGTBI que en algún momento se han sentido discriminadas por muchxs y variadxs “profesionales” de diferentes áreas. Especificar que somos un negocio LGTBI friendly hace que esas personas sepan explícitamente que aquí no va a pasar eso y tratándose de un lugar donde vienen a contar cómo se sienten es importante que sepan que pueden hablar de todo (incluido eso) sin ser juzgadxs por nuestra parte.

Además sirve para visibilizar a las personas LGTBI en todos los ámbitos.

¿CUÁNTO SABES SOBRE ORIENTACIÓN SEXUAL E IDENTIDAD DE GÉNERO?

 

 

Aquí os dejamos un cuadro que desarrollamos para explicar de forma sencilla términos relacionados con el género, sexo biológico y orientación sexual.

 

 

 

psicólogo gay-friendly valencia
psicólogo LGTB - friendly valencia
psicólogo LGTBI -  friendly valencia
psicólogo LGTBIQ - friendly valencia

Mi hijo tartamudea

La tartamudez infantil es un trastorno de la comunicación que puede llegar a afectar a muchas áreas de la persona que la padece.  En la mayoría de los casos aparece alrededor de los 3 años de edad y en torno al 80% de los casos desaparece sola en los años siguientes a su aparición.

El problema principal de que la tartamudez se instale es que puede ser el caldo de cultivo de algunos problemas de ansiedad como la fobia social, el miedo a hablar en público, el miedo escénico, etc.

¿QUÉ HACER SI MI HIJO PEQUEÑO TARTAMUDEA?

Empezaremos describiendo lo que NO hay que hacer.

Como alguna vez hemos comentado, tenemos una manera de hacer que una conducta se instale: El refuerzo de dicha conducta. Pero además en los niños, lo que nosotros podríamos pensar que es un castigo a veces funciona como refuerzo porque obtienen atención.

Pongamos un ejemplo de que lo que sería reforzar una conducta de tartamudeo en un niño:

Cada vez que Jorge “se queda atascado” en una palabra los adultos de su alrededor se ríen con la intención de que él no se sienta mal y le hacen reír también a él. Si ven que se agobia mucho también a veces le dice cosas como “no pasa nada cariño” mientras le dan mimos, pasan un rato largo consolándole y prestándole atención aunque el agobio se le ha pasado hace ya rato.

Hacer cualquiera de estas dos cosas (si al niño le hacen sentir bien) es un error porque puede ocurrir que el niño fuerce el tartamudeo únicamente con la intención de convertirse en el centro de atención o para recibir cariño.

En el caso del castigo podría ocurrir que el niño vea que los demás no le están haciendo caso y fuerce la conducta para que le presten atención, recordemos que los niños prefieren la atención muchas veces aunque sea para reñirles.

 

Veamos ahora lo que debemos hacer:

Recordemos que la técnica que aplicamos para que una conducta desaparezca es la Extinción y que además la combinamos con el refuerzo de las conductas incompatibles con esa. La extinción consiste básicamente en ignorar el tartamudeo, no reaccionamos de ninguna manera, nos comportamos de manera natural de modo que el niño no percibe ninguna atención extra. Además podemos combinarlo con el refuerzo cuando habla sin tartamudear.

Por ejemplo:

Cuando Jorge tartamudea los adultos que hay a su alrededor esperan y escuchan sin interrumpirle, sin acabar la frase por él, sin reírse (a no ser que el contenido sea gracioso) y sin reñirle. Es decir, actúan como si no estuviera tartamudeando. 

Cuando consigue no tartamudear le dicen cosas como “qué bien te has explicado, cariño” para que la conducta de no tartamudear y el esfuerzo se vean valorados. 

 

 

“Los enemigos más encarnizados de nuestras ideas son aquellos que no las entienden”

Albert Einstein

 

 

¿Son interpretables los sueños?

“Tengo un sueño recurrente y me gustaría saber si lo puedes interpretar”

Es una petición que todxs lxs psicólogxs oímos alguna vez y que sólo tiene una respuesta correcta: “Los sueños no son objetivamente interpretables”

Si bien es cierto que algunas corrientes no científicas de la psicología basan parte de su terapia en interpretar el contenido los sueños, esta no deja de ser una interpretación y por lo tanto sigue siendo totalmente subjetiva.

 

Pero es diferente la forma del contenido.

Deducir que porque sueñas con árboles lo que ocurre es que necesitas mejorar tu relación de pareja es algo totalmente subjetivo, es una conclusión que no se deriva de ningún mecanismo científico ni de ninguna prueba objetiva.

Pero sí que es cierto que si en tu sueño por ejemplo corres por un bosque perseguido por alguien y nunca paras de correr y de pronto te despiertas con el pulso acelerado, sudando y apretando los dientes tenemos suficientes evidencias como para pensar que cuando te fuiste a dormir probablemente tenías algo de ansiedad y por eso tus pulsaciones se aceleraron.

Aún así, un/a buen/a psicólogx debería primero descartar que existen otras posibles causas físicas como haber tomado un café después de cenar o haber estado haciendo mucho ejercicio físico durante el día.

Así pues, dado que lxs psicólogxs trabajamos en base a la ciencia (terapia cognitivo-conductual) hablaremos del sueño en su sentido científico.

Si hablamos del sentido científico de los sueños veremos que los sueños  únicamente aparecen durante la fase REM (MOR en castellano: Movimientos Oculares Rápidos).

De todo el tiempo en el que estamos dormidxs es el momento en que nuestras ondas cerebrales más se parecen a cuando estamos despiertxs.

Pero además de la fase REM, durante la noche pasamos cíclicamente por otras 4 etapas No REM en las que no tenemos sueños.

 

Etapa I. ADORMECIMIENTO:  🕓 aproximadamente 5% del total de sueño. Es el momento en el que pasamos de estar en vigilia a estar dormidxs.

Etapa II. SUEÑO LIGERO: 🕓  aproximadamente 50% del total. Es en esta etapa donde en ocasiones tenemos esa sensación de que nos precipitamos al vacío, en esta etapa una persona puede ser despertada con facilidad.

Etapa III. TRANSICIÓN HACIA EL SUEÑO PROFUNDO: 🕓 dura a penas 2 ó 3 minutos.

Etapa IV. SUEÑO PROFUNDO: aproximadamente 🕓 20% del total. Es el momento en el que se da la recuperación física, lo que diríamos la “sensación de haber descansado durante la noche”. Las ondas cerebrales son más lentas que en las demás fases del sueño y es cuándo más cuesta despertarse.

REM. 🕓 aproximadamente 25% del total. En esta fase las ondas cerebrales, la frecuencia cardiaca, la temperatura corporal, la tensión arterial y el consumo de oxígeno se asemejan más a cuando estamos despiertxs pero no reaccionamos físicamente porque tenemos inhibido el tono muscular.

 

Estas 4 fases+ REM forman un ciclo de sueño que se repetirá 4-5 veces a lo largo de la noche. El tiempo que pasamos en cada una varía conforme avanza la noche.  El tiempo que pasamos en sueño REM en concreto va en aumento, por lo que al final de la noche pasamos más tiempo en esta etapa y por lo tanto soñamos más que cuando acabemos de acostarnos.