Terapia con realidad virtual para el miedo a volar

Vives en Valencia, tienes miedo a volar y quieres resolverlo con realidad virtual. ¡Pues sigue leyendo, porque esto te interesa!

Ya sabemos lo que es el miedo a volar:

Miedo a volar

Pero… ¿cómo podemos superarlo?

Desde hace algún tiempo las nuevas tecnologías se han puesto de parte de la psicología para ayudarnos a superar muchos miedos, entre ellos el miedo a volar.

Hablamos de la realidad virtual.

¿Sabías que en nuestra clínica en valencia hacemos terapia con realidad virtual para el miedo a volar? Puedes ver en qué cosiste la realidad virtual en este link:

Terapia con realidad virtual valencia

¿Cómo funciona la realidad virtual en el miedo a volar?

  1. Lo primero que harás será una primera sesión (en nuestro caso gratuita) en la que le contarás a tu psicóloga qué es lo que te asusta de volar y qué cosas te asustan más y cuáles menos.

    De este modo podréis elaborar un orden para ir presentando los escenarios en la realidad virtual.

  2. Todo esto irá combinado con terapia cognitiva. Es decir, no se presentarán los escenarios y ya está sino que hablarás con tu psicóloga sobre tus miedos y aprenderás a controlar los pensamientos negativos que te vienen a la cabeza cuando estás en la situación que te asusta.
  3. Después de eso empezarán las sesiones de exposición. Eso significa que irás enfrentándote a los escenarios en realidad virtual. Empezarás por lo que menos te asusta (por ejemplo: antes de salir de casa mientras espero al taxi) y poco a poco y en varias sesiones te irás enfrentado a todos.
  4. No cambiarás de escenario hasta que te sientas preparado/a para hacerlo aunque tengas que repetir muchas veces el mismo. Gracias a la realidad virtual eso no es un problema.

 

¿Por qué se me va el miedo si en el fondo sé que no estoy en un avión?

La razón es que nuestro cerebro maneja la información que le llega por nuestros sentidos. Él sabe dónde estamos y qué está pasando basándose en eso y no en lo que nosotros le digamos conscientemente.

Por eso cuando lo que ve y escucha es que estás en un avión o en un taxi camino al aeropuerto él hace reaccionar a tu cuerpo con la ansiedad. Y al comprobar repetidas veces que no sucede nada malo aprende que esas situaciones ya no significan peligro.

 

¿Te animas a hacer terapia con realidad virtual para el miedo a volar? Ponte en contacto con nosotros y resolveremos todas tus dudas.

 

Terapia realidad virtual miedo a volar Valencia - www.psicologadevalencia.es

¿Pueden ser amigos hombres y mujeres?

Estoy segura que no exagero si digo que todavía hay muchas personas que piensan que es imposible o muy difícil, es decir solo lo consiguen muy pocos, ser amigos hombres y mujeres.

Pero esto es un mito. Y ahora te explicaré porqué.

   La amistad entre personas de distinto sexo es posible.

¿Qué cosas nos hacen creer este mito?

  • La presión social:

La amistad entre hombres y mujeres era y sigue siendo complicada, parece que la sociedad no la permite porque siempre está ahí en medio, la presión  de lo que se espera de mi como hombre y mujer, el papel que debo representar, “conquistar y ser conquistado” y eso es lo que lo impide.

Es  difícil menos en el supuesto de que uno de los dos sea gay, porque en este caso se eliminaría la posibilidad de atracción, desaparece la conquista, la seducción, el componente sexual, y entonces es posible hablar desde el mismo lugar, desde la igualdad.

 

  • La educación:

Aunque ha ido cambiando, los mitos a veces prevalecen en el tiempo.

Antes era complicado, (los coles no eran mixtos) y las actividades de chicos y chicas eran muy diferentes, no había intereses comunes y es difícil tener un amigo si no haces cosas juntos.

Ahora es más fácil, los coles son mixtos y las actividades de chicos y chicas no están tan delimitadas, Patinar, jugar con los ponys, jugar al futbol, a papas y a mamas…

 

 

  • El lenguaje: 

Ahora parece que ya no se habla tanto de esto o se niega directamente  por miedo a meter la pata o que  piensen  que eres machista y esa es precisamente la trampa. De lo que no se habla, no existe y si no existe es porque se da por supuesto que ya se ha superado. Pero no es verdad.

Vamos a ver algunos ejemplos de cómo las palabras que utilizamos pueden influir.

Imagina estos diálogos:

-Papá, mamá tengo una amiga en el cole que se llama Andrea 

-¿Es guapa cariño, es tu novia? 
-Papá, mamá me voy que he quedado 

-¿Con quién vas?

- Con una amiga  

- ¿Con esa chica tan simpática del otro día? ¿Estáis saliendo?
  • - Cariño cuando salga del curro voy a tomar una copa con mi compañero
    
    - ¿Vais los dos solos?

    Si no cambiamos nuestra manera de hablar no avanzamos, y perpetuamos el mito. No hay que interpretar la situación en términos de conquista, quiere estar con su amigo o con su amiga y nada más , de igual a igual.

    ¿Cómo hacerlo?

- Papá, mamá tengo una amiga en el cole que se llama Andrea

- ¡Qué bien cielo! ¿Está en tu mesa? ¿A qué juegas con ella?
  • - Papá, mamá me voy que he quedado
    
    - ¿Con quién vas?
    
    - Con una amiga
    
    - ¿Con esa chica tan simpática del otro día? ¡Genial, pásalo bien!
  • - Cariño cuando salga del curro voy a tomar una copa con mi compañero. 
    - ¿Con Juan? Salúdalo de mi parte.

Detrás de cada mensaje que lanzas siempre hay una creencia que tienes instalada y porque no sólo aprendemos formas de actuar sino también formas de pensar. Desmontemos lo que ya no sirve, rectifica si te equivocas para empezar a ver las relaciones entre sexos con ojos más imparciales y más realistas

Ayuda a la gente de tu alrededor a ver a sus amigos como iguales independientemente del sexo que tengan.

Pueden ser amigos mujeres y hombres.

 

 

Begoña Peraita